Bizcocho de limón y avena | El mejor bizcocho del mundo

por Bea
Bizcocho de limón y avena

Antes de hablar de esta receta de bizcocho de limón y avena, quiero desearos a todos muy feliz año nuevo. Os deseo un año lleno de cosas bonitas y deseos cumplidos. Por cierto que no se si a vosotros os ha pasado lo mismo pero a mí desde luego se me han pasado las Navidades volando a pesar de que todavía está por venir la fiesta de Reyes.

El otro día estuve pensando en qué receta iría en el primer post del año y si os soy sincera aposté por una receta salada, pero cambié radicalmente de idea estando ayer recogiendo la casa tras una Nochevieja en casa en la que éramos ni más ni menos que 16 personas. Pues bien, cuando tenía todo ordenado y limpito se juntó que hacía un poco de frío en casa (la calefacción es central y la conectan más tarde que pronto) y que yo tenía antojo de comer mi bizcocho favorito, el que para mí es sin ninguna duda el mejor bizcocho del mundo. Entonces me entraron unas ganas tremendas de hornear este bizcocho de limón y avena con el que arrancamos este año en el blog.

Resulta que este bizcocho lo llevo preparando años. Me encanta comerlo sobretodo en el desayuno con mi café calentito. Ya sabéis que yo soy muy de comer galletas a todas horas y por supuesto mi desayuno de toda la vida se consiste en café con leche y 5 o 6 galletas. Me da igual que las galletas sean integrales, de avena, con trocitos de chocolate, caseras o compradas (aunque no me conformo con cualquiera).

Pero lo que sí que es cierto es que cada cierto tiempo me gusta intercalar los desayunos con algún bizcocho (obligatoriamente casero, no me gustan nada, pero nada los bizcochos industriales). Pues bien, desde hace ya algún tiempo suelo preparar este bizcocho de limón y avena para tenerlo disponible durante algunos días (no demasiados porque en casa lo devoran) y lo que suelo hacer además es duplicar la receta y hornearlo de dos en dos para congelar uno de ellos y sacarlo en cuanto se termina el primero o bien para dejarlo para más adelante.

También suelo cortarlo en porciones (cuando dispongo de algo más de tiempo) y las envuelvo individualmente en film transparente para después congelarlas e ir sacando las porciones según se nos antoje a alguno en casa.

Os diré que es un bizcocho fácil y rápido de preparar y el resultado es realmente sorprendente. A mí lo que más me gusta es la textura de la miga. Resulta compacta pero húmeda y jugosa y con una verdadera sensación aterciopelada mientras lo saboreas. Para prepararlo me baso en la receta típica de toda la vida del bizcocho de limón y yogur que hacían nuestras abuelas, pero con una diferencia fundamental y es que utilizo harina integral de avena en lugar de harina de trigo y azúcar moreno en lugar de azúcar blanco. Por lo demás, utilizo como medida de los ingredientes el vasito de yogur.

De la receta de bizcocho con yogur no he querido transcribir nunca las cantidades a gramos porque me sigue haciendo ilusión preparar este bizcocho tal y como lo hacían nuestras abuelas y nuestras madres y tal y como hemos continuado preparando muchos de nosotros ¿verdad?.

Bizcocho de avena

Bizcocho de avena

Bizcocho de avena

 

Receta de bizcocho de limón y avena:

Dificultad: fácil

Raciones: 8

Tiempo:

  • Preparación: 15 minutos
  • Cocción: 55 minutos
  • Total: 1 hora, 10 minutos

INGREDIENTES: (para un molde de 20cm.)

  • 1 yogur natural de 125 gr.
  • 1 medida del vasito del yogur de aceite de oliva suave o aceite de girasol
  • 2 medidas del vasito del yogur de azúcar moreno o azúcar de coco
  • 3 medidas del vasito de yogur de harina integral de avena (puedes sustituir uno de los vasitos por harina de trigo integral para que quede más compacto, te lo explico abajo en las aclaraciones)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo Royal (7 gr.)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • La ralladura de un limón

Utensilios:

  • molde  rectángular de 25cm.
  • Robot de cocina (opcional)
  • Varilla
  • Espátula
  • Spray desmóldate
  • Papel de hornear
  • Rejilla enfriar

ELABORACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 170ºC. con calor arriba y abajo y engrasamos un molde rectangular o redondo con un poco de mantequilla pomada o bien con spray desmoldante. Forraremos igualmente la base del molde con una tira de papel de hornear para facilitar posteriormente el desmoldado del bizcocho. Reservamos.
  2. En un bol mezclaremos juntos la harina de avena, los polvos de hornear y la sal y mezclaremos con una cuchara para distribuir bien todos los ingredientes.
  3. En un bol a parte batimos juntos los huevos con el azúcar y la ralladura del limón bien con el robot de cocina con el accesorio de varillas o bien a mano con unas varillas manuales.
  4. Después de 3-4 minutos añadiremos el aceite poco a poco hasta observar que se ha integrado perfectamente con la mezcla de huevos y azúcar.
  5. Ahora comenzaremos a añadir la harina con la levadura y la sal. Añadiremos la mitad de la harina y mezclaremos bien con el resto de ingredientes.
  6. Agregaremos ahora el yogur y seguidamente el resto de la harina y esperaremos a que esté mezclada con todos los ingredientes.
  7. Vertemos la mezcla en el molde que teníamos reservado y lo introducimos en el horno durante 45 minutos o hasta que observes que la superficie tiene un bonito color dorado y que al pinchar en el centro del bizcocho con un palito o brocheta éste salga completamente limpio.
  8. Sacamos el bizcocho del horno y esperaremos 10 minutos antes de desmoldarlo sobre una rejilla para que se enfríe antes de consumirlo.
  9. Puedes espolvorear un poco de azúcar glass por la superficie del bizcocho cuando esté a temperatura ambiente y colocar algunas rodajas de limón natural para decorarlo.
  10. Es muy importante esperar a que el bizcocho se enfríe por completo antes de cortarlo. Tener en cuenta que la harina de avena no tiene gluten y si lo cortáis antes de tiempo se os va a desmoronar y desmigar más de la cuenta.

Bizcocho de avena

Bizcocho de avena

Algunas aclaraciones:

  • Ya os he hablado más veces de la harina de avena y es que se trata de un ingrediente que utilizo habitualmente porque me encanta. Siempre tengo al menos un paquete de harina de avena en la despensa listo para utilizar en momentos de antojo como cuando he preparado este bizcocho de limón y avena. Pues bien, la harina de avena proviene de la molienda del grano de la avena y no del copo. Por tanto aseguraros de que adquirís harina de avena y no copos de avena. La harina de avena tiene un aspecto muy similar a la harina de trigo que utilizamos habitualmente. La diferencia fundamental es que resulta más suelta y el color es también algo distinto. Normalmente la vais a encontrar en la sección de biológicos de los supermercados y también en herbolarios. Y hablando un poquito de la harina integral de avena os diré que tiene multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo, tiene efecto saciante y además es una verdadera fuente de fibra y posee gran cantidad de vitaminas.
  • Puedes sustituir 1/3 de la harina de avena por harina de trigo integral. La harina de trigo integral aportará gluten para que el bizcocho quede más compacto además de que le aporta más fibra proveniente de la cáscara del trigo.
  • Puedes aromatizar el bizcocho con ralladura de naranja, de mandarina o con una cucharadita de extracto de vainilla.
  • Si eres tan fan del sirope de arce como yo, prueba a añadirle un chorrito cuando lo vayas a comer, el resultado es espectacular créeme…

También te puede gustar...

25 comentarios

Julia 2 de enero de 2020 - 12:50

Muchas gracias Bea y feliz Año también para ti. Yo también congelo el bizcocho individualmente y envuelto en film y la verdad queda muy rico.
Gracias de nuevo por tus sabrosas recetas algunas de las cuales hago habitualmente.
Un abrazo y que sigas deleitándonos con tus recetas.

Contestar
Bea 12 de enero de 2020 - 08:19

Hola Julia corazón, muchas gracias por tu mensaje y por estar ahí :) Me alegra mucho que te guste lo que publico y sobretodo que te animes a hacer las recetas. Un beso fuerte guapa!

Contestar
Mariayolandamariayolandalopezaraez 2 de enero de 2020 - 20:49

Es una receta q haré tiene una pinta riquisima

Contestar
Bea 12 de enero de 2020 - 08:18

Hola Yolanda guapa, me alegra mucho que te vayas a animar a hacer este bizcocho, ya verás que no te defrauda :) Cuéntame qué te ha parecido cuando lo hagas ¿vale? Un beso fuerte!

Contestar
Sara 11 de enero de 2020 - 08:55

Doy fe de que está buenísimo. Nada más leerlo me entraron ganas de probarlo y el resultado no me ha decepcionado. Es increíble cómo cambia este bizcocho, que es el que llevo haciendo toda la vida, sólo por cambiar la harina. Además mi harina de avena no estaba muy bien molida y, como la miga es además tan húmeda, la textura recuerda a la de un bollo hecho con coco rallado . En resumen, una maravilla que voy a repetir a menudo. Muchas gracias, Bea.

Contestar
Bea 12 de enero de 2020 - 08:12

Hola Sara, muchas gracias por tu mensaje y por confiar en mi receta :) Me alegra mucho que te haya gustado y que te vayas a animar a repetirlo. Si encuentras la harina molida verás que todavía la textura cambia más. Mira, justo ahora que estoy desayunando me estoy comiendo un trozo de este bizcocho que justo descongelé anoche antes de irme a dormir y lo estoy disfrutando muchísimo. Un beso fuerte guapa

Contestar
Sharon 26 de enero de 2020 - 10:46

Gracias. Me ha encantado!Tan bueno que me he comido 3 porciones seguidas yo sola!!!

Contestar
Bea 28 de enero de 2020 - 07:26

Hola Sharon, jejeje entonces te pasa como a mí, es un bizcocho que no puedes dejar de comerlo una vez que lo pruebas. Me alegra mucho que te haya gustado. Mil gracias por tu mensaje, un beso enorme!

Contestar
Silvia 5 de febrero de 2020 - 20:02

¡hola Bea!
Tengo harina de avena pero no sé si será de copo o grano,¿afectará al resultado o simplememte a las propiedades nutricionales?
Gracias guapa, estoy deseando probarlo desde que lo publicaste

Contestar
Bea 16 de febrero de 2020 - 19:57

Hola Silvia guapa, sí efectivamente debes buscar harina de avena como tal y no copos ya que de lo contrario te quedará una textura poco ligada y es muy probable que tu bizcocho se desmigue y desmorone facilmente. No te preocupes porque es fácil de encontrar en grandes superficies. Un beso y gracias por tu mensaje :)

Contestar
Myrna 7 de febrero de 2020 - 11:26

Hice dos veces este Bizcocho de Limón y Avena les encantaron a mis amigas .he tenido éxito es muy riquísimo y bonisssimooo va bien para todo@ edades para merendar ..desayunar y fiestas.. genial ..Gracias por todos..

Contestar
Bea 16 de febrero de 2020 - 19:55

Hola Myrna, como me alegra que te haya gustado tanto el bizcocho y que además hayas triunfado con tus amigas :) Me encanta que la gente disfrute con las cosas que más me gustan de las que preparo en mi cocina :) Un besazo guapa y gracias de corazón por tu mensaje.

Contestar
Maribel Fernández Ferrero 10 de febrero de 2020 - 16:36

Buenísimo.
El paladar de la harina de avena me resulta muy agradable y más digestiva.
Bea, en lugar de la levadura, le podría añadir un sobre de gasificante?
Ah!!!!El segundo que hice lo llevé al trabajo y fué todo un éxito.
Muchísimas gracias

Contestar
Bea 16 de febrero de 2020 - 19:54

Hola Maribel, me alegra mucho que te haya gustado :) respecto a tu consulta imagino que te refieres a añadir bicarbonato sódico en lugar de impulsor tipo Royal. En el caso de añadir bicarbonato necesitarás un ácido que actúe durante el horneado para que active el bicarbonato, por lo que te recomiendo que añadas un poquito del zumo de limón a la masa. Un beso y gracias por tu comentario :)

Contestar
Fatima Soles 20 de abril de 2020 - 11:36

Desde luego es uno de los mejores bizcochos. Que buena pinta. Muchas gracias por las recomendaciones!

Contestar
Bea 29 de abril de 2020 - 17:40

Hola Fatima guapa, gracias a ti por estar ahí y por tu mensaje, un besazo enorme

Contestar
ANA 8 de enero de 2021 - 19:08

Hola hice este bizcocho paso a paso con las medidas , el tema del horno todo todo y no me ha subido , porque habrá sido ? es la primera vez que me pasa con un bizcocho que no me sube ,me ha dado mucha lastima .. que desilusión ,,,

Contestar
Bea 8 de enero de 2021 - 19:25

Hola Ana, que pena que no te subiera, es un bizcocho realmente sencillo de preparar y seguramente haya sido algún fallo de medición o de diferencia de ingredientes. Yo que tu no desistiría en el intento porque de verdad que es un bizcocho para tener siempre en tu cocina listo para degustarlo en cualquier momento, yo estoy realmente enganchada. En cualquier caso me alegra que te hayas animado a prepararlo y créeme cuando te digo que en la práctica y en no desistir, está el éxito en la cocina y en la pastelería. ¡Un beso y que tengas un feliz año!

Contestar
ANA 8 de enero de 2021 - 19:39

Gracias por el contacto Bea , pues no lo sé porque si nos ves a mi marido y a mi las veces que hemos leido y asegurado todo … y no se nos pasó nada , yo cocino mucho porque me encanta sea lo que sea, y bizcocho era la 1ª vez que hacia uno diferente al que hacemos siempre y bueno no subió , pues nada . Mil gracias igual por contestar . Feliz 2021 y SALUD . Besitos

Contestar
Sol 24 de abril de 2021 - 19:52

Hola, que tal
El molde con que le has hecho, de que medida es?

Contestar
Bea 26 de febrero de 2024 - 09:34

Hola Sol guapa, disculpa la demora en responder tu mensaje, pero interrumpí la actividad del blog de manera indefinida y ahora al volver a publicar he visto tu mensaje :) El tamaño del molde es de 20cm. Un beso fuerte!

Contestar
Tere Urroz Salinas 30 de abril de 2021 - 15:57

Hice ayer el bizcocho y no me subió, hice la receta tal cual lo unico qué no eché el azúcar moreno, puede ser ese el fallo? pues le puse edulcorante, gracias

Contestar
Bea 26 de febrero de 2024 - 06:42

Hola Tere guapa, disculpa la demora en responder tu mensaje, pero interrumpí la actividad del blog de manera indefinida y ahora al volver a publicar he visto tu mensaje :) Respecto a tu pregunta, decirte que hay muchos factores que pueden influir para que un bizcocho no suba correctamente durante el horneado y es difícil saberlo y valorarlo sin haber visto el proceso de preparación. En principio el tema del edulcorante no debería influir para que una masa suba, únicamente influiría en este caso en la textura final, ya horneado el bizcocho. Un beso fuerte!

Contestar
ANA 6 de marzo de 2024 - 10:20

Buenos días, ¿por qué en esta receta sólo añades una cucharadita de levadura en polvo y en el bizcocho cuatro cuartos de avena que lleva la misma cantidad de harina y los mismos ingredientes echas un sobre de levadura? Gracias!

Contestar
Bea 6 de marzo de 2024 - 11:32

Hola Ana, muchas gracias por tu mensaje. Pensé que el bizcocho cuatro cuartos estaba en borradores ya que estoy haciendo algunas pruebas con distintas recetas y es que estoy modificando algunas de ellas para mejorarlas. En cualquier caso y en respuesta a tu pregunta, me gusa más el resultado de airear primero la masa con el batido de huevos y azúcar durante varios minutos, para después poder agregar menor cantidad de levadura. El resultado es una masa más sedosa y suave al paladar e igualmente esponjosa. Si te animas a prepararlo cuéntame qué te parece ¿vale? Un beso fuerte!

Contestar

Deja un comentario o haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). ACEPTAR COOKIES Más información

Descubre más desde Corazón de Caramelo

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo