Magdalenas de espelta

por Bea

Estas magdalenas de espelta han entrado pisando fuerte en mi casa y es que a punto están de quitarle el primer puesto a mi desayuno favorito de todos los tiempos, me refiero al bizcocho de limón y avena, para mí el mejor bizcocho del mundo. Y siendo que lo que de verdad me pierde son las galletas en cualquier formato, decir que un bizcocho y unas magdalenas se hayan colocado en el puesto número uno de mis desayunos favoritos, es mucho decir. Creerme si os digo que tanto la textura como el sabor de estas magdalenas de espelta que hoy comparto con todos vosotros, son una verdadera locura. Y por cierto, no pueden ser más fáciles de preparar…¿vienes a verlas?

El otro día hablaba con unos amigos de lo que disfruto levantándome temprano con el único fin de poder disfrutar tranquila y relajadamente de un buen desayuno. La primera comida del día es para mí sin duda la comida que más me gusta, la que preparo y degusto con más calma y la que me hace arrancar los motores para tirar del carro durante todo el día.

Y no penséis que me levanto a prepararme un desayuno súper contundente a base de huevos, cereales, frutas, embutidos y demás (solo de pensarlo me empacho). Lo que si que hago es prepararme una buena taza de café caliente con leche y una porción (nada despreciable) de mi bizcocho favorito de limón y avena. Pero no se queda ahí la cosa no, porque además cojo el bote de 1 litro de sirope de arce que siempre tiengo en mi despensa, e inundo literalmente mi porción de bizcocho.

Pero ¿qué ha pasado ahora? pues que desde que probé las magdalenas de espelta que hoy os traigo, cada vez que abro el congelador (ya sabéis que yo suelo hacer súper producción de bizcochos y de magdalenas, para después congelarlo en porciones e ir sacándolo cada mañana y así tener repostería igual que si fuese recién hecha en cada desayuno o merienda), me crea un conflicto porque me tienta descongelar una rebanada de bizcocho y una o dos magdalenas al mismo tiempo, pero claro, tampoco es plan y entonces es cuando me toca elegir.

Y esto es porque el resultado de preparar esta fantástica receta, son unas magdalenas esponjosas, con una textura súper tierna y un sabor increíblemente delicioso. Creerme, son perfectas para acompañar tu café de la mañana.

Pero oye que no me quejo de tener el conflicto cada mañana a la hora de elegir si bizcocho o magdalenas, que tener repostería casera cada día lista para desayunar es todo un lujo. Con un poco de cariño y unos pocos ingredientes podéis llenar vuestro congelador igual que yo, de estas maravillosas magdalenas de espelta que ya mismo paso a contaros.

La receta es de Xavier Barriga, de su libro “Bollería hecha en casa y con el sabor de siempre”.

 

Magdalenas de espelta

Receta de magdalenas de espelta:

INGREDIENTES: (para 12 magdalenas)

  • 2 huevos L
  • 175 gr. de azúcar moreno o panela
  • 60 ml. de leche (yo he utilizado leche semidesnatada)
  • 190 ml. de aceite de oliva suave o girasol
  • 210 gr. de harina integral de espelta
  • 7 gr. de levadura química tipo Royal
  • la ralladura de un limón
  • salvado de espelta o de trigo para decorar por encima (puedes ponerles frutos secos, semillas,azúcar etc…)

ELABORACIÓN PASO A PASO:

  1. Comenzamos batiendo juntos los huevos y el azúcar lo suficiente hasta que la mezcla haya aumentado de tamaño, su textura sea esponjosa y el color sea blanquecino.
  2. Añadimos la leche y continuamos batiendo.
  3. Agregamos el aceite y batimos hasta integrarlo en la mezcla.
  4. Añadimos la ralladura de limón y mezclamos.
  5. En un bol mezclamos el resto de ingredientes secos, es decir, la harina, la sal y la levadura. Con ayuda de una cuchara agregamos esta mezcla a la mezcla anterior de ingredientes líquidos. Batimos lo justo hasta integrar.
  6. Guardamos la masa en la nevera durante un mínimo de 2 horas. Pasado ese tiempo, sacaremos la masa de la nevera y la batiremos enérgicamente con una varilla manual o con un robot con el accesorio de varilla
  7. Precalentamos el horno a 250ºC. y preparamos un molde para magdalenas con 12 cápsulas de papel.
  8. Con ayuda de una cuchara o con una manga pastelera, rellenaremos las cápsulas de magdalena hasta 2/3 de su capacidad y pondremos en la superficie un poco de salvado, semillas, azúcar o cualquier fruto seco y las introduciremos en el horno durante 15 minutos aproximadamente.
  9. Sacamos las magdalenas del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Magdalenas de espelta

 

Magdalenas de espelta

Algunas aclaraciones:

  • La espelta es un tipo de trigo salvaje, cuya cáscara exterior no ha sido modificada para facilitar su siembra, como ocurre con el trigo que estamos acostumbrados a consumir. Por ese motivo, la espelta mantiene todas sus propiedades, siendo un cereal muy completo y saludable.
  • Cuando tras el reposo saques la masa de la nevera, observarás que ésta se ha vuelto mucho más densa y difícil de trabajar. Esto es porque todas las grasas (huevo, leche, aceite) se enfrían y se vuelven más sólidas, a la vez que la harina absorbe todos los líquidos y el resultado de todo esto es una masa mucho menos fluida. Por ese motivo, si ves que trabajarla manualmente te cuesta un poco, no tengas reparo en ensuciar el robot de cocina o la batidora eléctrica de varillas para batir la masa antes de introducirla en el horno.
  • Puedes utilizar cualquier tipo de leche en la receta, entera, desnatada, semidesnatada, bebida vegetal de avena, arroz, almendra etc…
  • Puedes preparar la masa el día anterior o incluso dos días antes, siempre que la conserves bien tapada en la nevera. Lo que es fundamental es que esté un mínimo de dos horas en frío antes de hornear.
  • Puedes meter las magdalenas de espelta en una bolsa de zip y congelarlas para ir consumiéndolas cuando te apetezca. Créeme que una vez descongeladas, no aprecias la diferencia con una magdalena que no ha sido congelada.

También te puede gustar...

3 comentarios

Lola 3 de marzo de 2024 - 18:36

Éstas palabras, son simplemente, para agradecerte, tú buena labor, y Beatriz, gracias, gracias, por compartir, éstas, maravillosas recetas, que he hecho mías, pasándolas a mi libreta, de recetas preferidas, te sigo, hace mucho tiempo, pero no te había, agradecido, hasta ahora, un

saludo.

Contestar
Bea 4 de marzo de 2024 - 06:08

Hola Lola, me quedo sin palabras al leer tu mensaje porque no puedo recibir mayor regalo y recompensa por mi dedicación a este blog que mensajes como el tuyo. Y ahora todavía me emociona más si cabe tras dos años sin publicar nada. Ahora se que por seguidoras del blog como tu, merece la pena todo el esfuerzo y pasión que pongo en cada publicación. Gracias por tus palabras, gracias por tu cariño y gracias por compartirlo conmigo. Esta es tu casa, tu cocina. Te espero siempre. Un beso fuerte!

Contestar
Magdalenas de espelta – Cheff Rúben 5 de abril de 2024 - 19:14

[…] Magdalenas de espelta […]

Contestar

Deja un comentario o haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). ACEPTAR COOKIES Más información

Descubre más desde Corazón de Caramelo

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo