Blog de recetas de cocina y pastelería

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

 

Las galletas Linzer son originarias de Austria, en concreto de la ciudad de Linz. Tal vez relacionemos más el nombre de Linz a la Linzertorte que a las galletas y es que lo cierto es que las galletas Linzer son la versión en galleta de la tarta, así las galletas al igual que la tarta, son una deliciosa combinación de masa sucree hecha con almendra y rellenas con mermelada habitualmente de grosella, ciruela, frambuesa o albaricoque.
La versión que os traigo hoy con forma de corazón, convierte a estas galletas en un precioso regalo, no solo para San Valentín que está a la vuelta de la esquina, si no que también puedes regalarlas  durante todo el año. De hecho en Austria es muy común prepararlas en Navidad.

Las galletas Linzer se componen de dos finas galletas de almendra aromatizadas con ralladura de limón y vainilla y unidas entre sí con mermelada, en mi caso he utilizado mermelada de frutos rojos, pero podéis utilizar la mermelada que más os guste porque siempre salen igual de ricas y bonitas, las rellenes como las rellenes.

Y como veis y aprovechando que se acerca San Valentín, yo he decidido darles forma forma de corazón, así se convierten en un regalo realmente especial, fundamentalmente porque es algo que preparas con cariño para alguien a quien quieres. Además si os dáis cuenta el logo del blog se basa en un tarrito lleno de corazones, así que también por ese motivo me ha parecido precioso el resultado final de estas galletas.

La receta es de Joy of Baking y es que me encanta todo lo que hace y siempre salen bien sus recetas. Lo único que he variado es que yo no he añadido la media cucharadita de canela molida que ella le pone a la masa. Me gusta mucho la canela pero al ser tan intenso su sabor, me daba la sensación de que la canela iba a tapar los demás sabores, el del limón, el de la mantequilla y el de la vainilla. A mi particularmente me han encantado como han quedado y no solo estéticamente. El resultado es una galleta que se deshace en la boca, crujiente y suave y con una deliciosa combinación de sabores, incluido el de la mermelada.

Y como siempre os recomiendo utilizar ingredientes de calidad para obtener un resultado increíble. Elige una buena mantequilla, una riquísima mermelada y una harina de almendras de la mejor calidad posible y verás como consigues un resultado excelente, tanto estéticamente como de sabor y textura.

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

RECETA DE GALLETAS LINZER:

 

INGREDIENTES: (Para aproximadamente 20-24 galletas ya montadas)

  • 150 gr. de harina de almendras
  • 260 gr. de harina
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • la ralladura de un limón
  • 225 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 yemas de huevo
  • azúcar glass para espolvorear las galletas
  • mermelada (la que te encante, yo he utilizado una de frutos rojos)

ELABORACIÓN PASO A PASO:

  1. Precalentamos el horno a 170ºC.
  2. Tamizamos la harina con la sal y añadimos la harina de almendra. Con una varilla manual mezclamos bien los dos tipos de harina hasta romper cualquier posible grumo que pueda tener la harina de almendra ya que esta es más gruesa y tiene más humedad.
  3. Batimos juntos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla esponjosa. Tiene que haber aumentado de tamaño y su color debe ser blanquecino. Esta operación la puedes hacer con el robot amasador con el accesorio de la pala o bien puedes hacerlo a mano con una varilla manual.
  4. Añadimos la ralladura de limón y el extracto de vainilla y continuamos batiendo durante un minuto más.
  5. Agregamos las yemas de los huevos y esperamos a que se integre completamente antes de comenzar a añadir los dos tipos de harina.
  6. Añadimos las harinas con una cuchara, sin prisa pero sin pausa y paramos de mezclar en el momento que añadamos la última cucharada. Si quedara harina sin integrar, pondremos la masa sobre la encimera y terminaremos de integrarla con las manos. No queremos desarrollar más gluten de la cuenta para evitar que nuestras galletas resulten duras después de hornearlas.
  7. Dividimos la masa en dos partes y las estiramos entre dos papeles de hornear. Introducimos la masa en la nevera durante aproximadamente 1 hora u hora y media.
  8. Sacamos la masa de la nevera y rápidamente la cortamos con los cortadores de galletas que hayamos elegido (corazón, flor, calabaza, estrella etc…).  Con el cortador más pequeño, iremos cortando el centro de las galletas con el fin de perforar el centro con la forma elegida (solo haremos agujero a la mitad del total de la masa, porque necesitamos una galleta entera y una galleta perforada para formar una galleta Linzer).
  9. Vamos poniendo las galletas en una bandeja de horno previamente forrada con papel de hornear o con un SilPat y las introduciremos durante 10 minutos en la nevera con el objetivo de meterlas bien frías en el horno y de esta manera no se nos deformen. Si ves que te resulta difícil manipular las galletas cuando las acabas de cortar, mételas un rato en la nevera ya que la masa es un poco delicada en crudo.
  10. Introducimos las galletas en el horno durante 10-12 minutos o hasta que observes que los bordes empiezan a dorarse.
  11. Dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla.
  12. Espolvoreamos con azúcar glass las galletas perforadas y a las que están enteras les damos la vuelta y las cubrimos de mermelada (sin llegar a los bordes)
  13. Ponemos encima de la galleta con mermelada la galleta perforada que previamente hemos espolvoreado con azúcar glass y presionamos ligeramente para que queden bien pegadas. Con ayuda de dos cucharitas y con cuidado de no ensuciar la galleta, añadimos un poco más de mermelada dentro del hueco de la galleta para que queden más rellenas y bonitas.

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

Galletas Linzer | Receta austriaca

 

ALGUNAS ACLARACIONES:

  • Al contener la mermelada un porcentaje alto en agua, las galletas que no consumas en el momento se van a humedecer y van a adquirir otra textura más blandita. Os aseguro que están riquísimas también así, se transforman más en un pequeño bollito que en una galleta, pero como el objetivo es disfrutar de lo agradable que es llevarte un trozo de una masa tan crujientes y suave como la de estas galletas a la boca, te recomiendo que rellenes solamente las galletas que sepas que vais a consumir y el resto de galletas sin rellenar las conserves en un bote o tarro hermético para ir rellenándolas según las vayas a ir comiendo.
  • Hornea también los mini corazones que resultan de haber cortado las galletas de arriba y obtendrás unas bonitas y ricas galletitas perfectas para poner con el café de la tarde.

Related Posts

Cookies de calabaza

Cookies de calabaza

  Lo prometido es deuda y después de casi dos años, comienzo este nuevo año escribiendo en mi querido blog para compartir con vosotros una receta que estoy segura de que os va a encantar. Se trata de unas maravillosas cookies de calabaza de las […]

Tarta de queso La Viña | El blog cumple 10 años

Tarta de queso La Viña | El blog cumple 10 años

  He elegido la tarta de queso La Viña para celebrar que un día como hoy de hace 10 años arrancaba la bonita historia de Corazón de Caramelo. Mucho ha llovido desde entonces, e intentaré hacer un breve balance de lo que han supuesto estos […]



Deja un comentario o haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.