Publicado el 2 comentarios

Brioche con pralinés rosas | Receta francesa

Llevo días sin dedicarle mucho tiempo al blog y a las redes sociales pero es que últimamente estoy más liada que de costumbre con algunos cambios que tenemos previstos en la escuela y que en poquísimos días os empezaré a contar. No puedo adelantar mucho todavía pero lo que sí que os digo es que el proyecto no me puede estar haciendo más ilusión 🙂 Y para celebrarlo qué mejor que una receta de las buenas. Este brioche con pralinés rosas es digno de cualquier celebración y de cualquier momento que se te ocurra porque además de bonito es simplemente espectacular. Me gusta tanto este brioche con pralinés rosas que estoy pensando incluso en incluirlo en el programa del curso anual de repostería para que todos mis alumnos aprendan también a prepararlo.

Y os estaréis preguntando qué son las pralinés rosas que le dan tan característicos color y sabor a este brioche. Pues se trata ni más ni menos que de una golosina de la región francesa de Lyon, que está hecha a base de almendra, almíbar y colorante rosa o rojo. Es también habitual aromatizar el almíbar con aroma de frambuesa o de naranja.
Descubrí este postre y en concreto las pralinés rosas, gracias a mi querida alumna Sandrine. Ella es de Francia y en ocasiones intercambiamos recetas y conversaciones relacionadas con nuestro gusto por la cocina y repostería de su país. El caso es que en uno de sus viajes a Francia tuvo el increíble detalle de traerme de regalo una bolsa de pralinés rosas. No puedo decir más ha sido un regalo super especial e increíble para mí. Sandrine me recomendó que preparase el brioche con pralinés rosas ya que se trata de un dulce que ella comía en su infancia en Francia. No os imagináis las ganas y la ilusión con las que preparé este dulce y os puedo asegurar que está increíblemente delicioso, es de esas cosas que empiezas a comer y aunque no tengas ni pizca de hambre, no puedes parar de comerlo. Puedo decir que lo delicioso que está y el peligro que tiene, están al mismo nivel jeje.
Espero que os animéis a prepararlo y aunque podéis preparar vosotros mismos las pralinés rosas, os recomiendo que se las encarguéis a quien viaje a Francia, estoy segura de que os hará la misma ilusión que a mí el día que los recibáis. Y dicho esto, otra alumna mía y además mi tocaya, Bea, me sorprendió el otro día con otra bolsita de pralinés rosas y es que estuvo días atrás en París. Una vez más la ilusión que me hizo recibir este regalo fue increible y una vez más me entraron unas ganas tremendas de preparar algún postre con las pralinés rosas. Esta vez también lo tuve claro, la próxima receta que haga con este riquísimo ingrediente será la tarta con pralinés rosas, que según he podido ver tiene una pinta maravillosa. Prometo compartirla con todos vosotros en cuanto la haga, claro está.

Receta de brioche con pralinés rosas:

INGREDIENTES:

Para la masa del brioche:

  • 125 gr. de harina floja
  • 125 gr. de harina de fuerza
  • 16 gr. de levadura fresca
  • 30 gr. de azúcar
  • 2 huevos M
  • 40 gr. de agua
  • 5 gr. de sal
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo para pintar la superficie
  • 200 gr. de pralinés rosas

Para las pralinés rosas:

  • 250 gr. de almendras
  • 450 gr. de azúcar (dividido en tres partes de 150 gr. cada una)
  • 125 gr. de agua (dividido en tres partes de 40 gr. cada una)
  • colorante en gel rosa o rojo
  • 10 ml. de agua de azahar o unas gotitas de extracto de frambuesas

ELABORACIÓN:

De las pralinés rosas:

  1. Comenzamos preparando un almíbar con la primera parte del agua y del azúcar, es decir pondremos en una cacerola más o menos amplia 40 gr. de agua, 150 gr. de azúcar y el colorante. Dejaremos que el azúcar se disuelva y el colorante se integre bien en la mezcla y añadiremos entonces las almendras. Removemos bien hasta lograr que las almendras se impregnen con el almíbar y entonces añadiremos el agua de azahar o el extracto de frambuesas. Con el fuego medio-bajo removeremos sin parar hasta lograr que el azúcar comience a separarse de las almendras, momento en el cual sacaremos las almendras del fuego y las verteremos sobre un papel de hornear o una lámina de silpat (tapete de silicona) junto con el azúcar que ha quedado suelto, hasta que se enfríen.
  2. En el paso dos lo que vamos a hacer es poner una cacerola pequeña con la segunda parte del azúcar y del agua, es decir 40 gr. de agua y 150 gr. de azúcar. Verteremos el azúcar teñido que quedó separado de las almendras en el paso 1 y si viésemos necesario añadir más colorante agregaremos un poquito más. Llevamos a ebullición y los primeros 3 minutos mantendremos la cacerola tapada y con el fuego bajo. Destapamos la cacerola y dejaremos que el amíbar alcance los 124ºC. En una cacerola más grande pondremos las almendras a fuego bajo y verteremos sobre ellas el almíbar cuando alcance la temperatura. Removeremos hasta lograr que nuevamente la mezcla se seque y el azúcar comience a separarse de las almendras. Vertemos todo nuevamente sobre un papel de hornear o sobre un silpat y dejaremos que se enfríe nuevamente.
  3. En el paso tres, repetiremos la misma operación que en el paso 2, pero primeramente vamos a precalentar el horno a 70ºC. Entonces ponemos una cacerola pequeña con la tercera parte del azúcar y del agua, es decir 40 gr. de agua y 150 gr. de azúcar. Verteremos el azúcar teñido que quedó separado de las almendras en el paso 1 y si viésemos necesario añadir más colorante agregaremos un poquito más. Llevamos a ebullición y los primeros 3 minutos mantendremos la cacerola tapada y con el fuego bajo. Destapamos la cacerola y dejaremos que el almíbar alcance los 124ºC. En una cacerola más grande pondremos las almendras a fuego bajo y verteremos sobre ellas el almíbar cuando alcance la temperatura. Removeremos hasta lograr que nuevamente la mezcla se seque y el azúcar comience a separarse de las almendras. Vertemos las almendras sobre un tapete o papel de horno y las introduciremos en el horno durante 50 minutos hasta lograr que se sequen. Sacamos las pralines del horno y dejamos que se enfríen completamente antes de consumirlas.

De la masa del brioche:

  1. Comenzamos tamizando la harina y echándola en el bol de la amasadora junto con la sal y el azúcar.
  2. Disolvemos la levadura en el agua y lo añadimos igualmente al bol tomando la precaución de colocar el azúcar en un lado, la sal en otro y la levadura con el agua en otro.
  3. Añadimos entonces los huevos y comenzamos a amasar todos los ingredientes. Por supuesto sobra decir que este proceso de amasado lo puedes hacer perfectamente a mano sin necesidad alguna de tener un robot amasador o cualquier otro electrodoméstico.
  4. Pasados 10 minutos de amasado comenzaremos a añadir la mantequilla poco a poco y esperando a que la masa la vaya integrando según la añadimos.
  5. Boleamos la masa y la ponemos a fermentar en un bol ligeramente engrasado y tapado con film o con un paño durante 45 minutos aproximadamente o hasta que observemos que ha duplicado casi su tamaño. Después de que la masa haya duplicado su tamaño la introduciremos en la nevera durante al menos 1 hora más (de esta manera obtendremos una masa mucho más firme y manejable para poder manipularla y darle la forma deseada.
  6. Sacaremos la masa de la nevera y espolvorearemos harina sobre una superficie limpia para desgasificar la masa dándole un ligero masaje con la yema de los dedos. Dejamos reposar la masa sobre la encimera durante 5 minutos antes de estirarla con ayuda de un rodillo. Le daremos forma de rectángulo de unos 40 cm. X 20cm. Vertemos las pralinés por toda la superficie de la masa, previamente machacadas con el mortero o con un golpe de turbo de cualquier robot de cocina  y apretaremos ligeramente con las manos para que las pralinés se incrusten en la masa. Comenzamos a enrollar la masa por el lado más largo hasta formar un cilindro. Con un cuchillo bien afilado cortaremos el cilindro a lo largo en dos partes tomando la precaución de empezar el corte a 2 cm. del extremo de la masa con el fin de no separar las dos mitades completamente. Entrecruzamos las dos mitades de la masa como haciendo una trenza e introducimos la masa en un molde previamente engrasado y cubierto en la base con papel de hornear. Cubrimos el molde y dejamos que la masa doble su tamaño en un lugar cálido durante 1 hora aproximadamente. Pasado el segundo tiempo de levado pintaremos toda la superficie de la masa con huevo batido y la horneamos a 180º C. durante 25 minutos o hasta que observes que la masa está dorada por todos lados.
  7. Sacamos el brioche con pralinés rosas del horno y dejamos que se enfríe completamente sobre una rejilla.

Algunas aclaraciones:

  1. Este brioche con pralinés rosas parece más complicado de lo que es, pero anímate a hacerlo porque de verdad que el resultado es realmente sorprendente.
  2. Si no tienes tiempo o ganas de hacer tú mismo las pralinés rosas puedes comprarlas en Amazon.fr, aunque resultan un poco caras eso sí. Es mejor prepararlas tú mismo porque además en breve prepararé la tarta de pralinés rosas y si está buenísima, que no dudo que lo estará, compartiré también la receta para que la podáis hacer todos también.
  3. Me da mucha rabia porque tenía todas las fotos del paso a paso en alguno de nuestros móviles pero se ve que las hemos debido borrar por error, así que la próxima vez que prepare este brioche prometo volver a sacar fotos al paso a paso y subirlas inmendiatamente al post. En cualquier caso os dejo el enlace al vídeo donde podéis ver el proceso completo de cómo hacer las pralinés. Es del chef Bruno Albouze. Podéis ver el vídeo pinchando aquí.

2 comentarios en “Brioche con pralinés rosas | Receta francesa

  1. Que pasada que rico se ve. Probaré a hacerlo este fin de semana con mis hijos.

    1. Hola! ya me dirás qué te parece. A los niños les encanta este brioche así que verás qué bien se lo pasan y cuánto lo disfrutan 🙂 Un beso y gracias por tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.