Publicado el 16 comentarios

Galletas Springerle-receta casera

Galletas Springerle

Si os digo que llevo años queriendo hacer esta maravilla de galletas es decir poco. En realidad hace un par de años me animé a hacer por primera vez las Galletas Springerle pero el resultado no me gustó en absoluto. Después me di cuenta de que la receta que había elegido estaba completamente desproporcionada en cuanto a ingredientes, sabor (llevaba no se cuantas cucharaditas de extracto de limón y aquello parecía un ambientador en forma de galleta gorda porque además la cantidad de levadura que decía la receta tampoco era la correcta). Eso me llevó a leer un sin fin de recetas de estas preciosísimas galletas y tras tener dos recetas que me convencían en mi haber, finalmente me decanté por la que hoy os quiero enseñar yo. Y diréis que por qué tanta preparación y previsión para hacer unas galletas y es que hacer las galletas Springerle no es cualquier cosa y requiere cierta técnica que no se puede obviar ni variar, sin hablar de la paciencia ya que una vez que consigues darle la espectacular forma a la masa, hemos de esperar entre 8 y 24 horas antes de hornearlas, después os cuento el por qué.

Para hablar de las Galletas Springerle nos tenemos que remontar 1000 años atrás ya que es cuando por primera vez se empieza a hacer impresiones sobre la masa de galletas. Estas galletas tienen su origen en Alemania y en concreto nacen de la ofrenda que hacía los pueblos germanos al Dios Wotan (Odín), Rey Supremo de los dioses nórdicos. Lo habitual era sacrificar diferentes animales para celebrar el solsticio de invierno y ofrecérselos al Dios Odín pero la gente pobre no podía permitirse el lujo de sacrificar a sus animales, si es que los tenían y entonces se limitaban a elaborar galletas con relieve de animales para ofrecérselas en lugar de ofrecer directamente a los animales.
En la Edad Media se le da una vuelta de tuerca a esta tradición pagana y es cuando se incluye el 25 de Diciembre en el calendario cristiano cuando los motivos y dibujos de las galletas empiezan a ser más enfocados al cristianismo. Más adelante entre los siglos XVI y XVIII, las galletas springerle se popularizaron cuando los artesanos comenzaron a fabricar moldes y rodillos tallados y grabados en madera con motivos no solo religiosos, si no también incluyeron escenas de la vida cotidiana de la época, detalles con una importante carga simbólica que tenían significados como la fertilidad o el amor. Un poco más adelante se incluyen también motivos relacionados con la naturaleza como flores, frutas etc…
Lo bonito de estos moldes también es que pasaban de madres a hijas generación tras generación como un tesoro familiar y actualmente la mayoría de estos moldes se encuentran expuestos en distintos museos y también en colecciones privadas. (Fuente: Patricia Arribálzaga, Cakes Haute Couture).

Galletas Springerle

Galletas Springerle

El proceso de elaboración de estas galletas está al alcance de todo el mundo, no entrañan ninguna dificultad siempre y cuando sigas algunas pautas fundamentales para tener éxito con el resultado final.
Por un lado está el hecho de batir mucho los huevos para conseguir que la masa de las galletas quede lo más blanca posible, ya que las galletas springerle no deben dorarse en absoluto, cuanto más blanquitas queden más bonitas resultarán.
Otro punto importante a tener en cuenta es el hecho de espolvorear cada molde con un poco de harina (mejor si te ayudas con un pincel) antes de hacer la impresión sobre la masa con el fin de que no se pegue y te resulte más sencillo despegar la masa del molde con el dibujo intacto.
El tiempo de secado de las galletas antes de hornearlas es un paso fundamental para conseguir que el calor del horno no deforme la galleta ni afecte al dibujo. Este tiempo variará mucho en función del lugar y la estación del año en la que nos encontremos, cuanto más seco y cálido sea el ambiente, menor tiempo de secado y cuanto más húmedo y frío, será necesario aumentar este tiempo de espera. Así puede ir desde 8 horas a 24. La manera de saber si tus galletas están listas para hornear es observar que se les haya formado una costra seca en la superficie y deben estar bastantes firmes, facilitando su manipulación, todo lo contrario a cuando les acabamos de dar forma que hay que manipularlas con muchísimo cuidado y con ayuda de una espátula con el fin de trasladarlas hasta la bandeja forrada con papel de hornear.

Receta paso a paso

Y antes de mostraros la receta de  las galletas springerle, os quería hablar de dos de sus ingredientes, por un lado el agente leudante que lleva la masa, el bicarbonato de amonio o hartshorn en alemán, que es un tipo de levadura muy antigua que lo que hace es reaccionar únicamente frente al calor y no frente a la humedad, por lo que hace que las galletas springerle se conserven dicen que hasta 4 meses en perfecto estado, aunque digo yo que es bastante poco probable que tal maravilla supere siquiera el primer mes tras su elaboración 🙂 Por este mismo motivo si no tienes este extraño ingrediente, puedes hacer perfectamente la misma receta pero sustituyendo el bicarbonato de amonio por levadura química común.
Y el otro ingrediente del que os quería hablar es la esencia de anís que habitualmente se emplea para hacer las galletas Springerle y que si no te gusta demasiado como me pasa a mí, puedes sustituirlo igualmente por esencia de limón que le da un toque maravilloso a las galletas (vigila no echar mucho como me pasó a mí la primera vez o convertirás tus galletas en auténticos ambientadores).

Galletas Springerle

Receta de Galletas Springerle:

INGREDIENTES:

  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de amonio (o de levadura química)
  • 1 cucharada de leche (solo si utilizas bicarbonato de amonio)
  • 3 huevos
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 340 gr. de azúcar glass
  • 60 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 cucharadita de concentrado de limón o de anís
  • 450 gr. de harina (puedes sustituir 50 gr. de harina por 50 gr. de maizena si vives en un lugar con alto porcentaje de humedad).

ELABORACIÓN:

  1. Lo primero que vamos a hacer es disolver el bicarbonato de amonio en la cucharada de leche y dejaremos que repose durante 45 minutos aproximadamente con el fin de neutralizar el olor a sal amoniacal.
  2. Mientras, vamos a tamizar los ingredientes secos como la harina y el azúcar glass, ambos por separado.
  3. Comenzamos a batir los huevos con la sal con el accesorio de varillas. Si lo hacemos con un robot de cocina lo pondremos a velocidad alta durante 15 minutos aproximadamente. Los huevos deben quedar con un tono realmente pálido y observaremos además que han aumentado su tamaño considerablemente.
  4. Ahora bajamos la velocidad y comenzamos a añadir el azúcar glass a cucharadas, sin prisa pero sin pausa.
  5. Continuamos batiendo y añadimos la mantequilla. Esperamos a que se integre.
  6. Ahora es el momento de añadir el bicarbonato de amonio disuelto en la leche y la esencia elegida. Batimos solo unos segundos.
  7. Cambiamos el accesorio de varillas por el de la pala o escudo y a velocidad baja comenzamos a añadir la harina. Cuando esté toda integrada la sacamos del bol y la ponemos sobre la encimera previamente enharinada. Observaremos que la masa es bastante pegajosa y difícil de manejar por lo que iremos incorporando harina poco a poco hasta conseguir que la masa no se nos pegue a las manos ni en la encimera. En ese momento vamos a estirar la masa con ayuda de un rodillo. Lo puedes hacer directamente sobre la encimera o entre dos papeles de hornear como he hecho yo y le daremos un grosor de 1,5 cm aproximadamente. Enharinamos el molde que vayamos a utilizar con ayuda de un pincel y retiramos el exceso de harina. Colocamos el molde sobre la masa y hacemos presión sobre ella de la manera más uniforme posible para que la galleta quede del mismo grosor por todos sus lados. Ahora recortamos la masa alrededor del dibujo con ayuda de un cortapastas del mismo tamaño o con un cuchillo bien afilado. Antes de repetir la misma operación con otra galleta, retiraremos esta con mucho cuidado de no deformarla y para ello nos ayudaremos de una espátula. Las vamos colocando sobre una bandeja forrada con papel de hornear.
  8. Dejamos las galletas al aire y a temperatura ambiente para que se sequen y así conserven mejor el dibujo que hemos practicado con el molde. El tiempo de secado es relativo como os decía antes ya que influye mucho el clima de la zona donde hagas las galletas pero en cualquier caso lo recomendable es dejarlas entre 8 y 24 horas.
  9. Pasado este tiempo debería de haberse formado una costra por la superficie y la base permanecerá todavía húmeda pero firme.
  10. Precalentamos el horno a 140ºC. y con la yema del dedo humedecida en agua vamos a ir impregnando con un poco de agua la parte de atrás de cada galleta con el fin de que sea esta parte la que ceda durante el horneado ya que el agua debilita la superficie y con ello conseguiremos que el dibujo permanezca intacto. Introducimos las galletas en el horno durante 25 minutos. Durante los últimos minutos vigilaremos que no se doren ya que deben quedar completamente blancas como las que os muestro en las fotos.
  11. Las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Receta paso a paso Receta paso a paso

Receta paso a paso Receta paso a paso

Receta paso a paso Receta paso a paso

Receta paso a paso Receta paso a paso

Receta paso a paso Receta paso a paso

Cuando compré los moldes no lo hice solamente porque tuvieran detalles tallados que me gustasen particularmente unos más que otros, si no que cada uno de ellos tenían algún significado para mí y los podía reflejar en alguna escena de mi propia vida cotidiana. Así fue que compré el sello de la cocinera, la madre dándole la mano a su hija, el hogar o una escena de Navidad.

Galletas Springerle

Galletas Springerle

Algunas aclaraciones:

  • Como os comentaba antes, estas galletas aguantan hasta 4 meses gracias al bicarbonato de amonio, ingrediente que también aporta esponjosidad a la masa, motivo por el cual tienen esa textura tan característica y maravillosa. No obstante guárdalas en una caja metálica para conservar la textura y aroma de las galletas.
  • No pruebes en ningún momento la masa cruda ya que el bicarbonato puede ser tóxico cuando no está cocinado.
  • En el momento de secar las galletas puedes poner un papel de hornear por encima para evitar que les caiga polvo o cualquier agente extraño pero no las tapes ni con un paño ni con film o papel de aluminio ya que la idea precisamente es que se sequen.
  • Las galletas Springerle ganan tanto en textura como en sabor a medida que pasan los días.

16 comentarios en “Galletas Springerle-receta casera

  1. Ter han quedado realmente fantásticas!!!!!!!! y que gran historia tienen detrás.

    Besos

    1. Gracias Olga, sí la verdad es que la repostería que viene de tantos años atrás entraña siempre muchas historias y tradiciones que a mí también me encantan. Un beso y feliz año nuevo 🙂

  2. Madre mía que bien explicado! Me lo guardo por si alguna vez compro uno de estos moldes. No sabía yo que necesitaban tanto cuidado para hacerse (tampoco soy mucho de galletas y no sé demasiado).

    En BCN & CAKE tuve unos moldes en la mano pero finalmente no los compré, ahora me arrepiento, ¡son chulísimas!

    Gracias por contarnos todos estos secretillos 🙂

    1. Hola Mónica guapa, este año no he estado en BCN&CAKE pero seguro que me habría traido algún que otro molde nuevo. Los tengo colgados en una estantería y quedan preciosos y asi aunque los use poco al menos nos adornan el salón 🙂 Te mando un beso fuerte y mis deseos de que tengas un feliz año nuevo 🙂

  3. Siempre me parecieron una preciosidad estas galletas. Una obra de arte en miniatura, me encantan, y te han quedado perfectas guapa!
    Un abrazo bien grande y felices fiestas y feliz año!! ^^

    1. Hola Kim preciosa, muchas gracias bonita, la verdad es que son una maravilla, a mí me tienen enamorada tanto los sellos como las galletas <3 Que tengas feliz año y gracias por estar ahí siempre 🙂

  4. Fantástico!!!
    Gostaria muito de adquirir as formas ( o molde) onde posso comprar?
    Beijo enorme.

    1. Hola Sandra, yo los compro en una página online que está en España que se llama Cukiart Valencia. Muchas gracias por tu comentario 🙂 Un beso!

  5. Buenos días, la página de Cukiart Valencia parece que está cerrada, no se lpuede acceder a ella. Una pena! Un saludo.

    1. Hola Maria Luisa, muchas gracias por avisarme, ya he quitado el enlace. Que pena pues tenían moldes muy muy bonitos 🙁 Un beso y gracias por estar ahí 🙂

  6. Hola, podrías ayudarme por favor orientándome como conseguir estos moldes? Vivo en Colombia, pero acá no se consiguen :c

    1. Hola Alex, yo te recomiendo que mires alguna página por internet ya que aquí tampoco es fácil conseguirlos en tiendas. Yo los compré en una tienda que ya cerró pero hay otras tiendas aquí que los venden por internet. Un saludo y suerte en tu búsqueda 🙂

  7. Hola Bea, podrias explicar por favor con mas detalle el paso del horneado?
    Hay que poner una bandeja arriba para evitar que se doren?
    La bandeja con las galletas a que altura se han de poner en el horno?
    Los 140º es con aire o sin aire?
    Gracias

    1. Hola Lola, la bandeja la tienes que poner en el medio con calor arriba y abajo y preferiblemente sin aire aunque hay algunos hornos que lo tienen por defecto. Ya me contarás que tal te salen si las haces 🙂 Un beso!

  8. Hola gracias por compartir excelentes recetas!

    1. Hola Margarita, muchas gracias a ti por tu mensaje, me hace mucha ilusión leer que disfrutáis de las recetas que publico, para mí es el mejor regalo al esfuerzo que requiere mantener activo un blog de recetas 🙂 Un beso y gracias por estar ahí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.