Publicado el Deja un comentario

Brioche à tête | Receta francesa

Como os comentaba ayer en las redes sociales, la situación derivada de la pandemia del Coronavirus nos obliga a mantenernos dentro de nuestras casas por el bien propio y común. Por tanto a partir de ahora y sin fecha de finalización, debemos más que nunca aprender a utilizar nuestro tiempo con el fin de no caer en la desidia, la angustia y el aburrimiento. Yo os propongo y empezando con esta receta de brioche à tête, meternos en la cocina para crear platos y postres que nos hagan sonreír y no pensar demasiado en la terrible situación que nos ha tocado vivir a prácticamente el mundo entero. Por mi parte, trataré de desempolvar todas las recetas que tenía guardadas y pendientes de compartir con todos vosotros y al mismo tiempo pienso abrir cada uno de los libros que tengo de cocina y pastelería (a ver si los cuento y os digo cuántos tengo porque ocupan media librería), para preparar platos y postres que siempre quise hacer y paradojas de la vida, por falta de tiempo, nunca llegué a hacerlos.

Y sobre la receta que hoy voy a compartir os puedo decir que brioche à tête traducido del francés quiere decir brioche con cabeza y de ahí su particular forma. He de confesar además que las fotos del paso a paso, cosa que veo muy muy útil para el correcto formado de este tipo de brioche, las ha borrado hace poco Luis de su móvil. Sí, sí como lo oís. Resulta que en ocasiones y cuando no tengo a mano mi móvil para inmortalizar el paso a paso de cualquier elaboración que se precie, cojo el primer móvil que encuentro por el camino y ahora más que nunca se el riesgo que ello conlleva. No obstante os voy a dejar en las aclaraciones al final del post, un vídeo para que no perdáis detalle a la hora de formar esta maravilla de brioche.

 

Receta de brioche à tête:

INGREDIENTES:

  • 250 gr. de harina floja
  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 18 gr. de levadura fresca
  • 60 gr. de azúcar
  • 4 huevos M
  • 80 gr. de agua
  • 8 gr. de sal
  • 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo para pintar la superficie
  • azúcar perlado para decorar (opcional)

ELABORACIÓN:

  1. Comenzamos tamizando la harina y echándola en el bol de la amasadora junto con la sal y el azúcar.
  2. Disolvemos la levadura en el agua y lo añadimos igualmente al bol tomando la precaución de colocar el azúcar en un lado, la sal en otro y la levadura con el agua en otro.
  3. Añadimos entonces los huevos y comenzamos a amasar todos los ingredientes. Por supuesto sobra decir que este proceso de amasado lo puedes hacer perfectamente a mano sin necesidad alguna de tener un robot amasador o cualquier otro electrodoméstico.
  4. Pasados 10 minutos de amasado comenzaremos a añadir la mantequilla poco a poco y esperando a que la masa la vaya integrando según la añadimos.
  5. Boleamos la masa y la ponemos a fermentar en un bol ligeramente engrasado y tapado con film o con un paño durante 45 minutos aproximadamente o hasta que observemos que ha duplicado casi su tamaño.
  6. Pasado el primer reposo, espolvorearemos harina sobre una superficie limpia y desgasificaremos la masa dándole un ligero masaje con la yema de los dedos. Dividiremos la masa en porciones de igual pesos según el tamaño de nuestros moldes. Yo he utilizado moldes de 10 cm de diámetro y la masa la he dividido en porciones de 80 gr. cada una. Os recomiendo que utilicéis la balanza para aseguraros de que todas las piezas salen igual.
  7. Para dar esta típica forma a estos brioches lo primero que vamos a hacer será bolear cada una de las porciones de masa (nos saldrán aproximadamente 14. Damos a cada porción de masa la típica forma que tiene un cacahuete o la forma que tiene un bolo (bolo de bolera). Obtendremos pues una porción más grande (¾ partes del total) y otra más pequeña (¼ parte restante).
  8. Engrasamos cada molde con un poco de mantequilla pomada y vamos colocando dentro de ellos cada masa ya formada. Encajaremos bien la bola pequeña en el centro de la bola grande, presionando alrededor de la primera con el pulgar de una mano mientras la apartamos con el índice de la otra mano de forma que quede firmemente encajada y no se nos tuerza y se incline durante el horneado.
  9. Pintamos cada brioche con un poco de huevo batido y los tapamos. Dejamos que la masa doble su volumen nuevamente antes de hornearla. Antes de introducirlos en el horno volveremos a pincelar cada pieza con huevo batido y podremos espolvorear también la superficie con un poco de azúcar perlado.
  10. Precalentamos el horno a 180ºC. y horneamos nuestros brioches à tête durante 15 minutos. Bajamos entonces la temperatura a 160ºC. y dejamos que se horneen durante 5-10 minutos más.
  11. Sacamos los brioches del horno y dejamos que se enfríen durante 10 minutos antes de desmoldarlos con mucho cuidado.

Algunas aclaraciones:

  • Pero como una imagen vale muchas veces más que mil palabras, aquí os dejo un vídeo muy gráfico para que no tengáis ninguna duda a cerca de la formación de los brioches à tête: Formado brioches à tête
  • Sobra decir que cualquier brioche es recomendable consumirlo en el día. Pocas cosas hay comparables con el placer que supone comerte un brioche recién horneado, la humedad de la miga y el aroma que desprende, convierte a estos fantásticos bollitos, en algo único e incomparable con cualquier otra masa.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.