Publicado el 8 comentarios

Cocido madrileño | Receta de invierno

Yo no se la de años que llevo haciendo cada invierno cocido madrileño en casa y sorprendentemente no había tenido tiempo aún de sacarle fotos para mostraros cómo lo preparamos. Y es que el cocido madrileño tiene una gran cantidad de variantes, lo que hace que ir a comer cocido a casa de alguien o a algún restaurante se convierta en definitiva en una verdadera sorpresa, porque puedo afirmar que no hay dos cocidos iguales y es que con la cantidad de ingredientes que lleva este magnífico plato de nuestra gastronomía, es normal que cada persona trate de aportar su toque personal a la hora de elaborarlo.

El cocido madrileño es un guiso cuyo ingrediente principal son los garbanzos aunque en realidad todos los ingredientes juegan un papel importante a la hora de aportar sabor y también textura a todo el conjunto. Se trata de un guiso muy completo en cuanto a ingredientes y nutrientes y eso sin hablar de la capacidad reconstituyente que tiene en los fríos días del invierno. En Madrid en particular alcanzamos todos los inviernos temperaturas por debajo de cero y es de agradecer el sentarse en la mesa a degustar tranquilamente un rico cocido madrileño. En casa os aseguro que me hacen la ola cada vez que digo: “este fin de semana haré cocido” 🙂
También existen variantes a la hora de servir y degustar el cocido madrileño aunque lo más habitual es separar todos los ingredientes en tres partes. Una de ellas es el caldo donde hemos cocido gran parte de los ingredientes como los garbanzos, las verduras y las carnes. Generalmente además, al caldo de cocción le añadiremos algo de pasta en forma de pequeños fideos o en forma de letras o pequeños caracoles una vez ya está todo cocinado y hemos colado dicho caldo. En otra fuente a parte, serviremos la carne y los embutidos como el chorizo o la morcilla y por último, presentaremos los garbanzos junto con las verduras y las patatas. Es común también comer los platos de carne y de garbanzos y verduras aderezados con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. También he visto quien prefiere mezclarlo todo y consumir el cocido madrileño en un solo plato. Como veis en temas de cocido madrileño, la forma de comerlo es cuestión de gustos y también de costumbres.

Receta de cocido madrileño:

INGREDIENTES:

  • 300 gr. de garbanzos
  • 150 gr. de fideos
  • 2 puerros
  • 1 nabo
  • 1 rama de apio
  • 3 zanahorias grandes
  • 6 patatas medianas.
  • 1 repollo
  • 3 dientes de ajo (para rehogar el repollo)
  • 1/2 Kg. de morcillo de ternera
  • 1/4 Kg. de costillas de cerdo
  • 250 gr. de tocino con veta fresco
  • 1/4 de pollo (muslo y contra muslo)
  • 1/2 pechuga de pollo
  • 200 gr. o 1 punta de jamón
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de caña
  • 1 hueso de rodilla
  • 150 gr. de chorizo y 1 morcilla
  • Aceite de oliva virgen extra y sal (al gusto)
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce para rehogar el repollo (opcional)

ELABORACIÓN:

  1. La noche antes a preparar el cocido pondremos los garbanzos en remojo con agua templada y un puñado de sal gorda. Al día siguiente los colamos y los reservamos.
  2. Llenamos una cacerola grande con agua fría y añadimos en ella los puerros, el apio, el nabo, las carnes, el pollo, la punta de jamón y los huesos indicados.
  3. Dejamos que el agua comience a hervir y entonces añadiremos los garbanzos preferiblemente dentro de una red para después poder separarlos del resto de ingredientes con facilidad. A lo largo de la cocción iremos desespumando y desgrasando el caldo cuando lo veamos necesario.
  4. Cocemos aparte el repollo cortado en juliana en una cacerola con agua con sal. Hay que tener en cuenta que al estar ya cortado la cocción será corta, más o menos 12 minutos. Cuando lo pruebes y veas que está tierno pero sin estar deshecho, lo escurrimos sobre un colador y lo reservamos hasta el momento de rehogarlo.
  5. Cocemos igualmente el chorizo y la morcilla a parte en otra cacerola con agua con sal durante 30-40 minutos.
  6. Cuando queden 30 minutos para que nuestro cocido esté listo añadiremos las patatas y las zanahorias enteras.
  7. A la hora de servir el cocido pondremos una fuente con las carnes, el chorizo y la morcilla.
  8. Rehogamos el repollo con los ajos y aceite de oliva. Priemero cortaremos los ajos en láminas finas y los rehogaremos en una sartén con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando los ajos estén dorados retiraremos la sartén del fuego y añadiremos una o dos cucharaditas de pimentón dulce (esto es opcional pero os lo recomiendo) y entonces agregamos el repollo que teníamos escurriendo. Volvemos a ponerlo en la sartén y removemos durante un par de minutos hasta que veas que está todo perfectamente integrado. Presentamos el repollo en otra fuente junto con los garbanzos, las patatas y las zanahorias.
  9. Colamos el caldo a través de un chino fino y preparamos la sopa añadiendo los fideos y dejamos que se cocinen el tiempo que indique el fabricante. Servimos inmediatamente.

Algunas aclaraciones:

  • Carnes como el morcillo o jarrete son carnes con mucho colágeno lo que hará que nuestro caldo adquiera una textura consistente y sabrosa. Lo mismo ocurre con los diferentes huesos que añadimos a la cocción.
  • Si te sobra cocido madrileño puedes congelarlo perfectamente, bien todo junto con el caldo o bien por separado y de esta forma no tendrás más que descongelarlo y calentarlo antes de ir a comerlo.

8 comentarios en “Cocido madrileño | Receta de invierno

  1. Que rico el cocido,Bea! Aquí tomamos el cocido gallego,que hace mi madre,buenísimo.En cada sitio es un poco distinto,pero todos están buenísimos! Gracias por tu estupenda receta!Que pases unas felices fiestas!Biquiños!

    1. Hola Mensi guapa, muchas gracias 🙂 No me cabe ninguna duda de que el cocido gallego de tu madre debe ser para quitarse el sombrero. Tengo 1/4 de sangre gallega y se bien lo maravillosamente que se cocina por tu tierra 🙂 Un besazo y aprovecho también para desearte muy feliz año nuevo!

  2. Qué pinta tiene este cocido madrileño! Nunca lo he preparado. Suelo hacer el cocido de aquí, galllego. En algo se parecen, sopa, garbanzos, verduras (normalmente con grelos aunque hay gente que lo prepara con repollo) y chorizos y carne (de cerdo, principalmente) . Por lo tanto, entiendo que cuando hace frio es un plato que gusta a todos.
    Te ha quedado divino.
    Bicos!

    1. Hola tocaya, como le comentaba a Mensi, estoy segura de que el cocido que preparas estará de muerte ya que se bien que por tu tierra se come más que bien y tenéis una mano y una materia prima espectaculares. Muchas gracias por tu comentario guapa, te deseo un feliz año nuevo lleno de cosas preciosas 🙂 un besazo!

  3. Hace muchísimo que no hago cocido y a todos en casa nos gusta mucho.
    Aprovechando que mañana viene una gota fría con vientos y lluvias, lo voy a hacer, pero paso a paso, este mismo, que tiene una pinta espectacular.
    Ya te contaré, porque van a notar diferencia entre el que hago normalmente y este.
    Sé que me lo van a pedir siempre así
    Gracias Bea

    1. Hola Conchi guapa, que alegría que te guste como he preparado el cocido. Estoy segura de que el tuyo tiene que estar también delicioso 🙂 Ya me contarás si lo haces y si les gusta en casa ¿vale? Te mando un besazo enorme!

  4. Estábamos buscando alguna receta para incluirla en nuestra web. Igual nos decantamos a traducir y presentar a nuestros lectores esta misma.

    1. Hola, fenomenal pues si lo hacéis me gustaría que incluyerais también el enlace a la receta original 🙂 Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.