Publicado el 10 comentarios

Quiché de salmón y espinacas

Quiché de salmón y espinacas

A pesar de haber terminado el primero de los tres certificados de cocina y de no tener que volver a clase hasta el mes de enero, siento que me falta tiempo para hacer todo lo que quiero hacer cada día. Y es que la Navidad es una época en la que hacemos tantas cosas que parece que el tiempo se acortara cada día más. Y no me quejo porque a mí la Navidad me encanta y la espero con mucha expectación, aunque nada comparado con la ilusión que sienten los niños cuando se aproxima siempre el mes de diciembre, de hecho creo que disfruto más de esa ilusión que ellos sienten que de la propia Navidad. Y aunque con la receta del turrón del post anterior he terminado por este año con las publicaciones de recetas típicamente navideñas, la quiché de salmón y espinacas que os traigo hoy me parece una idea perfecta para preparar en estos días en los que tenemos tantas reuniones en casa o fuera de ella. Y es que la quiché es justamente algo que puedes preparar en casa y llevarlo sin problema en caso de tener un almuerzo o cena fuera de casa.

Aunque también es verdad que a veces también recurro a algún servicio de catering cuando veo que las horas del día no me dan más que para impartir las clases de los curso anual de repostería en mi querido Corazón de Caramelo y atender a mis pequeños en casa, aunque eso sí tiene que ser un catering de confianza y de calidad como el de Paloma y Christina, dos grandes profesionales que tengo la suerte de conocer personalmente y que no puedo decir más que son y serán siempre las encargadas de deleitarnos en cualquier evento que tengamos. Si a ti también te faltan en ocasiones horas en el día y días en la semana para preparar la comida o la cena de tus invitados comunícate sin dudarlo con Catering Popinae porque además no pueden ser más amorosas y buena gente ambas, te lo aseguro 🙂

Y volviendo a la receta que os traigo hoy, os diré que es la mejor receta de quiché que he probado hasta la fecha, tanto la masa como el relleno me parecen excepcionales, aunque si no quieres hacer la masa tu mismo puedes perfectamente comprar en cualquier supermercado una masa quebrada lista para utilizar. Los ingredientes que veis para la masa quebrada es para hacer dos quichés ya que en casa somos 6 personas y con una sola no tenemos ni para empezar. En cualquier caso si no quieres hacer dos quichés, te recomiendo que hagas la receta completa y congeles la parte de la masa que no utilices bien envuelta en film transparente y de este modo tienes la masa lista para estirar y utilizar para la siguiente vez que se te ocurra hacer una quiché, que espero que sean muchas 🙂

Quiché de salmón y espinacas

Quiché de salmón y espinacas

Quiché de salmón y espinacas

Receta de quiché de salmón y espinacas:

INGREDIENTES:

Para la masa quebrada: (para forrar dos aros o moldes de 22 cm.)

  • 250 g harina
  • 125 g mantequilla
  • 5 g sal
  • 60 g huevo
  • 30 ml agua
  • 1 yema con 15 ml agua para impermeabilizar

Para el relleno:

  • 300 g espinacas
  • 150 g salmón ahumado
  • 2 huevos
  • 1 yema de huevo
  • 150 gr. de nata 35% MG
  • 150 ml leche entera
  • Sal, pimienta, nuez moscada
  • 150 gr. de queso gruyere rallado

ELABORACIÓN:

De la masa quebrada:

  1. Comenzamos cortando la mantequilla en trozos lo más pequeños posibles y la reservamos en la nevera hasta que tengamos preparados el resto de ingredientes ya que la mantequilla debe de estar muy fría.
  2. Tamizamos la harina junto con la sal y la ponemos en el vaso de la amasadora con el accesorio de escudo. Dejaremos que la mantequilla y la harina se integren hasta obtener una consistencia arenosa. En caso de querer hacerla a mano la pondremos en la encimera y añadiremos igualmente la mantequilla y con cuidado de no calentar la mantequilla en exceso la iremos integrando con las manos. Introducimos la mezcla de harina y mantequilla en la nevera durante 10 minutos para que los ingredientes vuelvan a recuperar el frio necesario para que una masa quebrada salga con la consistencia y texturas deseadas.
  3. Sacamos la masa de la nevera y añadimos entonces el huevo y el agua que igualmente teníamos reservados en la nevera. Seguimos con el accesorio de escudo y mezclaremos lo justo hasta que los líquidos se integren, no más ya que no queremos amasar la masa porque de lo contrario desarrollaríamos gluten que justamente en este tipo de masas no queremos desarrollar. Formamos una bola y la envolvemos en film transparente. La introducimos en la nevera durante por lo menos 20 minutos.
  4. Pasados los 20 minutos de reposo sacaremos la masa de la nevera y la dividiremos en dos partes. Estiraremos una de ellas en caso de ir a preparar una sola quiché o las dos en caso de ir a hacer dos quichés sobre una superficie ligeramente enharinada y con ayuda de un rodillo. Estiraremos la masa hasta 3 mm. de grosor, ya que esta debe quedar muy fina. Una vez estirada la masa forraremos un aro de pastelería, o bien un molde redondo (tomando la precaución de no forrar toda la pared, si no que subiremos la masa aproximadamente a 1,5 cm). Pinchamos toda la superficie de la masa con un tenedor y la metemos en la nevera durante 15 minutos. Precalentamos el horno a 160ºC.
  5. Pasado el tiempo de este último reposo sacaremos la masa de la nevera y le pondremos peso encima (pueden ser garbanzos, arroz, bolitas de cerámica aptas para el horno). Previamente habremos colocado film transparente apto para hornear o papel de horno encima de la masa. Introducimos la masa en el horno durante 20 minutos. Este forma de cocción de una masa quebrada se llama cocción a blanco ya que no lleva (de momento) ningún relleno.
  6. Pasados los 20 minutos sacaremos la masa del horno. Mezclamos la yema con el agua y con ayuda de un pincel impermeabilizaremos toda la base de la masa para que de este modo cuando añadamos el relleno éste no se filtre por ningún lado. Volvemos a introducir la masa en el horno durante 10 minutos y en este tiempo iremos preparando el relleno de nuestra quiché.

Del relleno:

  1. Cortamos el salmón ahumado en finas tiras y reservamos.
  2. Las espinacas pueden ser frescas, en cuyo caso retiraremos el tallo que sobresale de la hoja y las lavaremos y escurriremos bien, o congeladas, en cuyo caso las habremos cocido en agua con sal mientras preparábamos la masa quebrada.
  3. Mezclamos y batimos juntos los huevos, la yema, la leche, la nata, la nuez moscada, la sal y la pimienta blanca recién molida hasta conseguir una mezcla uniforme.

Montaje final de la quiché:

  1. Sacamos la masa del horno y colocamos en la base el salmón y las espinacas intentando repartirlos de una manera uniforme. Con ayuda de un cazo o cucharón grande iremos rellenando la quiché con el relleno de leche, nata y huevos hasta llegar casi al borde pero intentando no sobrepasarlo que se nos derramaría todo el relleno. Cubrimos toda la superficie con el queso gruyere rallado y volvemos a introducirla en el horno durante 20 o 30 minutos o hasta que veas que toda la superficie está dorada y la masa quebrada está hecha.
  2. Dejamos reposar la quiché sobre una rejilla y tapada con un trozo de papel de aluminio durante 10 minutos antes de servirla.

Quiché de salmón y espinacas

Quiché de salmón y espinacas

Algunas aclaraciones:

  • Con la base de nata, huevos, leche, sal, pimienta y nuez moscada, puedes añadir el relleno que se te ocurra. Jamón de york, bacon, tomates etc…
  • Congela la quiché de salmón y espinacas que te haya sobrado envuelta en film transparente y descongélala a temperatura ambiente durante 1 hora. Introdúcela en el horno durante 10 minutos y obtendrás una quiché como si estuviese recién hecha.

10 comentarios en “Quiché de salmón y espinacas

  1. Tremenda, es que a mi las quiches me pirran. Para mi, eres una auténtica super woman!!!!!!!!!. Besos

    1. Hola Olga, ahhh tu si que eres una super woman con todo a lo que te enfrentas y superas siempre 🙂 Te mando un beso enorme y mis deseos de que pases unas felices fiestas y un feliz año 2018, que como sabemos es tu año! 🙂 🙂 🙂

  2. Riquísima,Bea!Me encantan las quichés y pienso hacerla pronto, ahora que van quedando restos de las comidas navideñas, siempre hay un poco de salmón ahumado perdido por ahí… estupenda receta para aprovecharlo!Felices Fiestas y muy feliz año!Besiños!

    1. Hola Mensi preciosa, efectivamente podemos hacer cualquier quiché para aprovechar restos de comida que no sabemos muy bien como emplear. Utilizando de base la mezcla de leche, huevos, nata, sal, pimienta y nuez moscada podemos añadir casi cualquier ingrediente que se nos ocurra 🙂 Muchas gracias por tu mensaje y por tus palabras, yo también te deseo unas felices fiestas y un muy feliz año nuevo, besotes!

  3. ¡Hola Bea!
    Receta de quiché que veo, ¡receta que hago! La tuya tiene muy buena pinta, el relleno me lo estoy imaginando súper jugoso y no demasiado empalagoso, ¿no?
    Unas preguntillas:
    – No me queda claro si debo cocer las espinacas en caso de utilizarlas frescas
    – ¿El horneado es en todo momento a 160? Me parece un poco baja la temperatura en comparación a lo que suelo ver en otras recetas. ¿Es porque se estira muy finita la masa?
    Ah, creo que se te ha olvidado poner el queso gruyere en la lista de ingredientes 🙂
    Besos guapa y feliz navidad

    1. Hola Silvia, muchas gracias por tu mensaje 🙂 Efectivamente el relleno resulta muy equilibrado en cuanto a sabores y textura. Respecto a la cocción, es correcta la temperatura, ten en cuenta que la masa entra al horno en tres ocasiones diferentes, de poner la temperatura más alta se nos acabaría quemando. No obstante si cuando ya tienes el relleno y ha pasado el tiempo de cocción observarás que tu quiché está menos tostada de lo que a ti te gusta, puedes subir la temperatura para que se dore un poquito mas rápido. Muchas gracias por lo del queso, ya lo he incluido en los ingredientes 🙂 Si te animas a hacerla cuéntame que te parece ¿vale? te mando un beso fuerte y te deseo muy feliz año nuevo 🙂

  4. Preciosa quiche, gracias porque me encantan y creo que combinará bien el sabor del salmón con las espinacas, además de ser sano para toda la familia. Gracias por la receta. saludos

    1. Muchas gracias 🙂 me alegra mucho que te guste, la verdad es que ambos ingredientes combinan a la perfección, a nosotros nos encanta a todos en casa. Un beso fuerte!

  5. sin duda una buena alternativa para que los peques de la casa coman espinacas y salmón, dos alimentos de primer orden, sanos, naturales y con el plus del pastel quiche, que siempre “entra por los ojos”, gracias mil por compartir, buen día.

    1. Hola tocaya, eso mismo pienso yo. Es importante acostumbrar a los peques a comer de todo desde pequeñitos y no dejarles elegir tanto. No obstante si les hacemos el plato más atractivo siempre será mucho más sencilla esta labor 🙂 Ya me contarás qué te parece cuando la hagas 🙂 Un beso fuerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.