Publicado el 12 comentarios

Bizcocho de mandarinas | receta de otoño

Bizcocho de mandarinas

No se que tienen las mandarinas que me evocan siempre unos recuerdos increíbles de mi infancia. Siempre que quito la piel a una mandarina o lo hace alguien cerca de mí, me ocurre lo mismo. Es como si me transportara en el tiempo y de pronto tengo una sensación de bienestar increíble. Dicen que los olores nos hacen viajar y recordar lugares, a personas o momentos de nuestra vida ¿no os pasa a vosotros? Pues bien, ¿os imagináis el maravilloso olor que tenía mi cocina cuando el otro día hice este rico y otoñal bizcocho de mandarinas? no tengo palabras para describirlo porque para mí fue simplemente maravilloso. Como maravilloso fue por supuesto comérnoslo después. Tuve la suerte de compartirlo con parte de mis amigas que vinieron a tomar café esa tarde y por supuesto con mi preciosísima familia para los que cocino cada día con todo mi corazón puesto en lo que hago 🙂

En casa nos encanta a todos la repostería casera, será que les tengo muy bien acostumbrados a comer todo tipo de dulces hechos en casa y es que además de que nunca me ha gustado la repostería industrial, sinceramente cada vez me causa más desconfianza. En cualquier caso aunque la repostería elaborada en fábricas fuera estupenda en todos los sentidos, mi afición por hornear y cocinar no sería diferente a como es ahora, de hecho a pesar de tener poco tiempo debido a las clases de cocina francesa en Le Cordon Bleu y a los cursos de repostería en el taller de Corazón de Caramelo, cada vez que tengo un ratito procuro encender el horno y como no, los fogones. Lo de los fogones, además de hacer la comida en casa, es fundamentalmente para practicar las recetas que entran en el examen y que he de mejorar si quiero salir airosa ese día, que dicho sea de paso está ya muy próximo por lo que empiezo a sentir la presión por superar todas las técnicas y por estudiarme toda la parte teórica. Ya os iré contando mi evolución de todas formas…

Bizcocho de mandarinas

Bizcocho de mandarinas

¡Vamos con la receta! 🙂

Receta de bizcocho de mandarinas:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 1 huevo y 3 yemas
  • 4 mandarinas (nosotros consumimos las mandarinas de La familia Serra, son espectaculares)
  • 225 gr. de azúcar
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 yogur griego (125 gr.)
  • 220 gr. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • ¼ de cucharadita de sal

Para el glaseado de mandarinas:

  • El zumo de 1 mandarina
  • 150 gr. de azúcar glass tamizada

ELABORACIÓN:

  1. Lo primero que vamos a hacer es precalentar el horno a 170ºC. y engrasasar un molde rectangular o redondo con spray desmoldante o simplemente con un poco de mantequilla a temperatura ambiente y repartida con ayuda de un pincel.
  2. Tamizamos juntos la harina, la levadura y la sal y reservamos.
  3. Lavamos muy bien las mandarinas y rallamos la piel de todas ellas.
  4. Exprimimos también el zumo de las 4 mandarinas.
  5. Ahora vamos a batir juntos los huevos, el azúcar, la ralladura y el zumo de las mandarinas durante 5 minutos aproximadamente.
  6. Cuando la mezcla haya aumentado de tamaño y haya blanqueado un poco, añadiremos la mantequilla derretida y el yogur y batiremos hasta que se integre todo bien en la mezcla.
  7. Ahora comenzamos a añadir la harina que teníamos reservada a cucharadas, sin prisa pero sin pausa, hasta conseguir que se integre bien en la mezcla.
  8. Vertemos la masa sobre el molde que teníamos reservado y lo introducimos en el horno durante 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho por el centro con un palito, éste salga completamente limpio.
  9. Dejamos reposar el bizcocho dentro del molde durante 10 minutos y entonces lo desmoldamos sobre una rejilla hasta que se enfríe completamente.
  10. Mientras se enfría nuestro bizcocho vamos a preparar el glaseado de mandarinas y para ello lo que vamos a hacer es simplemente mezclar el azúcar glass previamente tamizado, junto con el zumo de la mandarina hasta conseguir que se integren perfectamente. Si observas que te ha quedado muy líquido, ya que depende de la cantidad de zumo y el tamaño que tengan tus mandarinas, añadiremos poco a poco más azúcar glass hasta llegar a la consistencia deseada (ha de ser parecida a la consistencia de un yogur griego) y si por el contrario, te resulta demasiado espeso añade un poco más de zumo de mandarina o unas gotitas de agua.
  11. Vierte el glaseado sobre el bizcocho cuando éste se haya enfriado completamente.

 

  1. Bizcocho de mandarinas

Bizcocho de mandarinas

Bizcocho de mandarinas

Algunas aclaraciones:

  • Es un bizcocho perfecto para estos meses de frío ya que por un lado estamos en plena época de esta maravillosa fruta y por otro lado contribuimos a calentar nuestra casa con el calor del horno y también claro está a llenarla de maravillosos olores a repostería recién horneada.
  • Conserva tu bizcocho de mandarinas envuelto en film transparente sin meterlo en la nevera.
  • Como siempre os digo, lo podéis congelar igualmente envuelto en film transparente, entero o en porciones que descongelaremos un par de horas antes de ir a consumirlo, a temperatura ambiente.

12 comentarios en “Bizcocho de mandarinas | receta de otoño

  1. Tan rico, tan rico! El sabor era espectacular. Me encantó!
    Q feliz sería ahora mismo con un trocito!
    Afortunadamente llevé un poco a casa, y pensaron tdos q estaba delicioso.
    Una tarde de frío a ver si probamos a hacerlo. Muchas gracias por compartir tus delicias!

    1. Hola mi querida Natalia 🙂 me encantó compartir el bizcocho con vosotras y más tarde con mi familia, no hay cosa que más me guste que compartir y ver disfrutar a los demás con las cosas que cocino. Te mando un beso enorme amiga y gracias como siempre por tus bonitas palabras 🙂

  2. Es totalmente cierto que los olores ter hacen evocar recuerdos. Que gran pinta tiene este bizcocho preciosa. Un besote y nos vemos en nada

    1. Hola Olga querida 🙂 sí a mí me encantan las mandarinas, su olor, el color naranja brillante que tienen algunas y por supuesto el sabor. Que ganas de veros a todos siiii, eso es ya mismo que alegría 🙂 🙂 🙂 Besos!

  3. Bea a mí también me traen gratos recuerdos las mandarinas. De hecho las consumo desde que llegan las primeras a las fruterías (a sabiendas de que no están especialmente buenas yo no me resisto a comprarlas) hasta que dejan de traerlas. Sin embargo no tengo ni una receta con ellas en el blog ¡tengo que remediarlo!

    Tu bizcocho tiene muy buena pinta y te deseo la mejor de las suertes con el examen. Aunque pase rauda y no deje comentario no creas que no visito tu cocina

    ¡Besos mil!

    1. Hola Cuca preciosa, muchas gracias por tu mensaje y por tus buenos deseos para mi examen 🙂 y por supuesto muchas gracias por tus visitas siempre al blog y por tus palabras. A mí me pasa igual que a ti, siempre entro en tu blog y me gustaría dejarte más mensajitos pero el tiempo que tengo es tannnn limitado que al menos doy gracias de que puedo leeros a mis blogueras favoritas 🙂
      Me alegra mucho que te haya gustado la receta, es un bizcocho fácil y lleno de aromas, a mí particularmente me encanta, tiene un toque diferente a los típicos bizcochos y eso con toda seguridad se lo aportan las mandarinas. Te mando un beso enorme, ya tengo abierta la pestaña para pasar por tu cocina, que aunque no lo parezca lo hago bastante habitualmente 🙂

  4. Que bueno,Bea!Pienso hacerlo muy pronto.De mandarina nunca lo he hecho (de naranja si y está muy bueno) así que me quedo con tu receta para hacerlo muy pronto,hay que aprovechar la época de las mandarinas! Gracias por tan estupenda receta!Biquiños!

    1. Hola Mensi preciosa, es cierto que tendemos a hacer casi todo con naranjas o limones y nos olvidamos de las mandarinas que además están super accesibles en esta época y tienen un aroma y sabor únicos. Muchas gracias por tu mensaje y muchas gracias por estar ahí corazón, cuando hagas la receta cuéntame qué tal te salió ¿vale? Un besazo grande!

  5. ¡Ay, ay, ay! yo quería dejar de hacer bizcochos durante un semana, pero así no se puede.

    1. Hola Javier jeje no te prives de hacer bizcochos que es lo mejor del mundo y todo con medida es bueno y más si se trata de repostería casera 😉 Ya me contarás si te animas a hacerlo que te parece. Un abrazo!

  6. Ay,Bea!La verdad,es que no me salió muy bien…como era mucha cantidad de masa utilizé un molde tipo cake extensible que tengo y a pesar del reposo se me rompió y lo tuve que tener mucho tiempo en el horno,no se me hacía!…total,un desastre, habrá que repetirlo en otra ocasión.Me podrías decir que tamaño de molde utilizaste tú? Gracias.Besiños!

    1. Hola Mensi querida, que pena que no te saliese, la verdad es que no se bien por qué no se te cocinó el bizcocho. Tal vez haya sido la temperatura del horno porque es raro que un bizcocho tarde en hacerse, en torno a los 40-45 minutos debería estar completamente cocinado y doradito. Mi molde mide 30 cm de largo. Cuando lo repitas cuéntame qué tal ¿vale? Un besazo grande guapísima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.