Publicado el 4 comentarios

Bacalao dorado o bacalhau à Brás | Receta portuguesa

Blog Corazón de Caramelo

Desde que volvimos este verano del Algarve portugués he tenido ganas de compartir esta maravilla de receta ya que aunque lo habíamos comido muchas veces en Madrid en distintos lugares, en Portugal nos acabó de enamorar ya que como sabéis además el bacalao es uno de los pescados más consumidos por nuestros vecinos portugueses y por tanto tienen infinidad de recetas hechas con este pescado. El bacalao à brás o bacalao dorado es una receta típica de Portugal. Como con todas las recetas tradicionales, existen distintas maneras de hacerlo pero esta que os traigo hoy es la que nos encanta a todos en casa, particularmente a los niños por lo que yo estoy encantada cada vez que lo preparo porque por un lado no queda ni una miga en los platos y además me aseguro de que coman un plato variado y completo. Si todavía no lo has probado, ya estás tardando porque se hace en poquísimo tiempo y te aseguro que tus comensales acabarán rebañando el plato.

Hablando un poco del ingrediente principal de este plato, el bacalao, os diré que es un pescado blanco y por tanto su contenido en grasa es bastante bajo. Habreis escuchado sin embargo hablar del aceite de hígado de bacalao y es que este pez tiene la peculiaridad de guardar sus reservas de grasa en el hígado. Es además rico en vitaminas, sobretodo del grupo B, en minerales como potasio y sodio y también y por lo que es muy apreciado nutricionalmente, porque posee omega3, un ácido graso que previene las enfermedades cardiovasculares. Así que ¡venga! todo el mundo a comprar bacalao y a preparar este plato tan maravilloso y nutritivo.

Por cierto, a modo de curiosidad o cuento que el nombre de bacalao dorado le viene por el color amarillo que aportan tanto el huevo como las patatas fritas a este plato.

Blog Corazón de Caramelo

Un último apunte antes de contaros la receta y es que es necesario desalar el bacalao y para ello vamos a necesitar al menos de un día. Es una tarea facilísima, pero hay que estar pendiente de ir cambiando el agua al bacalao para obtener el punto de salazón perfecto para consumirlo. Aún así si te mueres por prepararlo y no quieres esperar un día, en las aclaraciones del final del post os cuento cómo he hecho yo este plato en alguna ocasión con el bacalao salado recién comprado.

INGREDIENTES: (para 4 personas)

  • 400 gr. de bacalao salado y desmigado
  • 1 cebolla grande
  • 4 patatas medianas
  • 4 huevos
  • 50 gr. de aceitunas negras
  • sal (si fuera necesario) y pimienta negra recién molida
  • una ramita de perejil fresco

ELABORACIÓN:

  1. Lo primero que haremos será desalar el bacalao y para ello lo pondremos primero bajo el chorro de agua fría durante 10 minutos con el fin de que suelte el exceso de sal. Ahora lo pondremos en un recipiente cubierto con agua también fría y lo taparemos. Lo metemos en el frigorífico e iremos cambiando el agua cada 6 u 8 horas durante un día entero. Cuando hayamos logrado desalar el bacalao, lo vamos a desmigar con nuestras propias manos, asegurándonos además de que no tenga ninguna espina. Reservamos el bacalao ya listo para usar en la receta.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas muy finitas y la pochamos en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra. No dejaremos que la cebolla se doré, si no que cuando tenga una textura blandita y con un tono más bien trasparente, añadiremos las migas de bacalao. Removeremos durante un minuto hasta lograr que se integren ambos ingredientes y lo sacaremos del fuego. Lo dejamos reservado en un recipiente.
  3. Pelamos las patatas y las cortamos tipo paja con ayuda de una mandolina. También puedes hacerlo a mano con un cuchillo pero a parte de que te va a llevar un buen rato conseguir cortar las patatas tan súmamente finas, seguramente no te queden regulares y con el mismo grosor unas de otras.
  4. Ponemos aceite en una sartén y mientras se calienta vamos a poner las patatas ya peladas y cortadas en un colador y bajo el chorro de agua fría para que suelten el exceso de almidón y evitemos así que se apelmacen mientras se cocinan. Las secamos con papel de cocina o con un paño limpio antes de echarlas en la sartén con el aceite ya caliente. Freímos las patatas y cuando observes que comienzan a dorarse las sacaremos sobre una fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa. Ten en cuenta que al estar cortadas tan finas, se van a freír en poco tiempo.
  5. Retiramos casi todo el aceite de la sartén donde hemos frito las patatas y añadimos el bacalao con la cebolla, las patatas y los huevos que previamente habremos batido un poco. Bajaremos el fuego para que el huevo se cocine poco a poco y quede el plato así más jugoso. Rectifica de sal si fuera necesario y añade un poco de pimienta negra recién molida.
  6. Servimos el bacalao en una fuente nada más sacarlo de la sartén y espolvorearemos por encima un poco de perejil picado. Colocaremos también algunas aceitunas negras por toda la superficie y lo serviremos inmediatamente.

Blog Corazón de Caramelo

Blog Corazón de Caramelo

Blog Corazón de Caramelo

Os he querido dejar algunas fotos de cómo cortar y preparar todos los ingredientes antes de añadirlos juntos a la sartén con los huevos. Si los preparamos de este modo, después conseguiremos que cada bocado integre cada uno de los ingredientes de este plato de manera proporcionada y deliciosa. La primera foto es del bacalao desmigado tras haber sido desalado, la segunda es la cebolla cortada en juliana y la tercera es de las patatas cortadas estilo paja con la mandolina. (Se nota de lejos que estas tres fotos las he hecho yo con el móvil mientras cocinaba, Luis solo me acompaña en el momento final del plato para fotografiarlo tan bien como lo hace siempre. pero sobre todo me acompaña para comerse lo que cocino :-p )

Blog Corazón de Caramelo

Blog Corazón de Caramelo

Algunas aclaraciones:

        • Si no tienes tiempo o ganas de desalar el bacalao durante 24 horas, ponlo bajo el chorro de agua fría durante 10 minutos y después déjalo 10 minutos más en un bol con agua fría. Desmígalo y ya estará listo para utilizar, eso sí, no añadas ni pizca de sal al plato y deja que la sal que haya quedado en el bacalao se integre con las patatas y los huevos. Yo lo hice de este modo la última vez que lo preparé y quedó el plato en el punto perfecto de sal.
        • Si te gusta que el huevo quede más jugoso, añade un chorrito de leche mientras los bates y obtendrás un Bacalao dorado o bacalhau à Brás de lo más jugoso.

4 comentarios en “Bacalao dorado o bacalhau à Brás | Receta portuguesa

  1. Qué rico! La verdad es que hay un montón de maneras súper ricas de comer el bacalao, me guardo esta receta que tiene muy buena pinta!! Por cierto, te hemos mencionado en nuestro último post del blog!! Para que sepas que eres uno de nuestros referentes en este mundillo 😛
    Un beso!!
    Patricia.

  2. Hola Patricia guapa! Muchas gracias por tu mensaje y tus bonitas palabras, ahora mismo me paso por vuestro blog, que emoción lo que me dices!! Vosotras también formáis un equipazo de 10, me encantan vuestras recetas y como las presentáis 🙂 Respecto al bacalao, si tienes ocasión no dejes de hacerlo porque os va a encantar!! Un besazo para las dos, ¡sois un amor!

  3. Desde luego te digo que este es uno de mis platos favoritos y tu lo has ejecutado a la perfección Bea, que buena pinta y que rico te tiene que haber quedado, me ha encantado leerte amiga!!!!!! te manos un beso enorme y muchas gracias por compartir esta delicia

    1. Hola Mariana querida mía, muchas gracias por tus palabras ya que viniendo de ti y siendo además uno de tus platos favoritos, no puedo estar más contenta con tu comentario 🙂 Eres un amor, te mando un beso enorme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.