Publicado el 14 comentarios

Mermelada de Narajas Sanguinas

Mermelada de Naranjas Sanguinas

Hacía mucho tiempo que no preparaba una rica mermelada casera y es que todavía me quedaba algún botecito de las que he preparado otras veces y que gracias al método de conservación al vacío que más abajo os cuento, tenemos la suerte de poder degustar distintas mermeladas caseras durante varios meses. Mermeladas que están hechas incluso con frutas que ya no están de temporada, como es el caso de la mermelada de melocotón o la de fresas. Por este motivo y porque además hacer mermelada casera está al alcance de cualquiera, os animo a que prepareis la vuestra propia y sorprendais a vuestra familia o amigos, ya que además es un precioso regalo que puedes hacer a alguien, con un bonito envase y una etiqueta que puedes hacer tú mismo, te aseguro que harás feliz a más de uno. 🙂
Y cuando el otro día una buenísima amiga mía me regaló una bolsa de estas naranjas tan vistosas y que tanto su sabor agridulce como su apariencia me tienen completamente enamorada, no dudé ni un momento en que una parte de ese regalazo sería para hacer un rico zumo y la otra parte se convertiría en la primera mermelada que preparase este año.

Las naranjas sanguinas se cultivan principalmente en Italia, aunque en España también tenemos importantes cultivos de esta fruta. El color rojizo de su pulpa y de parte de su piel se debe a la diferencia de temperatura que hay durante el día y la noche en las zonas en las que se cultiva, hecho que hace que la antocianina, que son unos pigmentos hidrosolubles, se sinteticen produciendo este característico tono rojizo. Os recomiendo que os prepareis un zumo de esta fruta si teneis ocasión, ya que no solo el sabor es de lo más atractivo, si no que el color similar al zumo de frambuesas o cerezas hace que los estímulos que hacen que algo nos apetezca más o menos, se disparen positivamente.

Mermelada de Naranjas Sanguinas

Mermelada de Naranjas Sanguinas

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de naranjas sanguinas
  • 500 gr. de azúcar
  • El zumo de medio limón

ELABORACIÓN:

  1. Lavamos y pelamos las naranjas tomando la precaución de quitar toda la parte blanca que está entre la piel y la pulpa.
  2. Reservamos la piel de media naranja o de una naranja entera (dependerá de cuantas tiras de piel te guste encontrarte después en la mermelada) y la cortamos en tiras muy finas. Si no te gusta encontrar trocitos de cáscara en la mermelada, puedes obviar este paso.
  3. Cortamos las naranjas en gajos y los echamos junto con el azúcar y las cáscaras cortadas en tiras en un bol. Lo tapamos y dejamos que repose durante una hora aproximadamente.
  4. Verter todo el contenido del bol en un cazo junto con el zumo de limón y poner a fuego medio alto hasta que comience a hervir. Bajar entonces el fuego y dejar cocer durante 30 o 40 minutos removiendo de vez en cuando y desespumando la superficie, sobre todo al principio.
  5. Si tienes termómetro de cocina, introdúcelo en la mermelada y éste deberá marcar 104º C para saber cuándo está lista la mermelada . Pero si no tienes termómetro, basta con que metas un plato pequeño en el congelador cuando comiences con el proceso de la mermelada y después de cocer durante 30 minutos aproximadamente, saques el plato del congelador y eches una cucharadita de mermelada. Después de dos minutos empuja la mermelada un poco con el dedo. Si observas que se forman arrugas es que ya está lista nuestra mermelada pero si no ocurriese esto, la volvemos a poner al fuego cinco minutos más y repetimos la operación.

Mermelada de Naranjas Sanguinas

Mermelada de Naranjas Sanguinas

ALGUNAS ACLARACIONES:

  • El azúcar es un conservante natural y ese es el origen precisamente de la mermelada, se empezó a cocinar la fruta con azúcar con el fin de tenerla en conserva durante periodos largos de tiempo.La cantidad de azúcar a utilizar a la hora de elaborar mermeladas es muy variable y depende de varios factores como la madurez de la fruta, cuánto de dulce sea ya de por sí y por supuesto si nos gusta la mermelada más  o menos dulce. También es importante saber si vas a hacer la mermelada para consumo inmediato, en cuyo caso no es tan importante la cantidad de azúcar a utilizar o si por el contrario vas a hacer mermelada de larga duración, para lo cual deberás emplear la misma cantidad de azúcar que de fruta, es decir, por cada kilo de fruta utilizaremos 1 kilo de azúcar.
  • Es importante retirar la mermelada en el punto justo, es decir cuando alcance los 104º C. ya que es en ese momento cuando , el ácido y la pectina de la fruta reaccionan con el azúcar haciendo que al enfriarse quede sólida la mezcla.
  • No todas las frutas tienen igual cantidad de pectina y es por eso que se le añade zumo de limón en el momento de poner a hervir la mermelada, ya que el limón o la manzana son de las frutas que más proporción de pectina contienen.

ESTERILIZACIÓN Y ENVASADO DE LA MERMELADA:

Es muy importante que conservemos la mermelada libre de organismos y bacterias y para ello vamos a hacer un proceso de envasado mediante el cual conseguiremos tener nuestra mermelada bien conservada durante más tiempo. Es lo que se llama como esterilización en agua hirviendo o pasteurización.

  • Vamos a comenzar lavando bien con agua y jabón los tarros que vayamos a utilizar para guardar la mermelada cuando ya esté lista.
  • A continuación los vamos a esterilizar metiéndolos en una cacerola con agua hasta que estén completamente cubiertos y sin cerrar, es decir los botes por un lado y las tapas por otro. Pondremos un trapo en el fondo de la cacerola con el fin de que no se rompan los tarros cuando el agua esté hirviendo. Cuando el agua comience a hervir, contaremos 10 minutos y con ayuda de unas pinzas sacaremos los botes y las tapas y los dejaremos escurrir sobre papel de cocina.

Corazón de Caramelo

20140811_065243

  • Ahora vamos a hacer el proceso del vacío que es lo que hará que nos dure mucho más tiempo nuestra mermelada, eso si no nos la comemos antes claro ;-)
  • En una cacerola volvemos a colocar un trapo en el fondo y los tarros que hemos esterilizado anteriormente pero esta vez llenos con la mermelada. Los llenaremos hasta arriba. Llenamos la cacerola con agua fría hasta llegar a llenar 2cm. por encima de los tarros. Dejamos que hierva durante 20 minutos contando desde que rompa a hervir. Retiramos del fuego y los dejamos dentro del agua hasta que seamos capaces de meter la mano para sacarlos, aproximadamente 40 ó 45 minutos después. En el proceso de enfriamiento, la mermelada se contrae y es lo que hará que se le haga el vacío en el interior del frasco. Sacamos los tarros del agua y comprobamos si hemos conseguido hacerles el vacío presionando la tapa, si ésta cede es que no lo hemos logrado y si por el contrario la tapa permanece firme es porque has hecho el proceso a la perfección.

Corazón de Caramelo

  • Ahora ya puedes decorar y etiquetar tu mermelada casera como más te guste.
  • A la hora de abrir nuestro bote debes notar cierta resistencia y escuchar el clásico “pop” que no es más que el aire entrando en el bote.

14 comentarios en “Mermelada de Narajas Sanguinas

  1. Tiene una pinta fabulosa esta mermelada, tiene que estar deliciosa! Yo no he visto naranjas sanguinas por el mercado, pero rebuscaré jijiji haber si las encuentro para prepararla, porque no quiero quedarme con las ganas de untarme una rica tostada con ella! bss

    1. Hola Patricia guapa, ya verás que cuando las encuentres y prepares la mermelada, te va a encantar y lo mismo te digo si haces un bizcocho o unas magdalenas, es un ingrediente genial 🙂 Un besazo preciosa!

  2. Hay que ver la cantidad de cosas que nos enseñas en una misma entrada… Eres una artista!!!!!!!!!!!!

    Yo hace poco que conocí esta variedad de naranjas, te lo puedes creer?, son super originales.

    Besos preciosa

    1. Hola Olga, a mi me pasa lo mismo que a ti, que derrepente descubro un ingrediente, fruta o verdura que no conocía con anterioridad, pero como dice el refrán…nunca es tarde si la dicha es buena 😉 Un beso grande preciosa

  3. Seguro que está riquísima pero ese color, además, enamora 🙂

    1. Muchas gracias guapa, la verdad es que el color de estas naranjas y por lo tanto de los postres que hagas con ellas, es de lo más atractivo 🙂 Un beso grande!

  4. Me encanta tu blog y esta receta me parece cuanto menos original. Nunca la había visto. Me la apunto para hacerla en uno de estos meses. Muchas gracias por compartirla.

    1. Hola Sandra guapa, muchas gracias por tu mensaje, me alegra mucho que te guste la receta. Anímate a hacerla porque la verdad es que es maravillosa. Las naranjas sanguinas son poco conocidas y sin embargo son una delicia 🙂 Te mando un beso muy fuerte!

  5. Hola acabo de encontrar este sitio y aunque no cocinó estoy maravillada de todas las recetas. Gracias por compartir. Felicitaciones.

    1. Hola guapa, millones de gracias por tu mensaje, me anima un montón a continuar compartiendo con todos vosotros lo que es para mi una auténtica pasión. Te mando un beso muy fuerte y espero volver a verte por aquí 🙂

  6. Hola Bea. Me encanta hacer mermeladas y hace poco probé esta. La piel no la usé e intenté quitarle toda la parte blanca, pero han quedado trozos fibrosos, que yo creo que son la parte que recubre cada gajo de naranja, que a pesar de usar la batidora insistentemente siguen ahí. No se si tu lo quitas todo y dejas solo lo de dentro del gajo sin la piel que lo recubre. A mí me gusta más utilizar para las mermeladas azúcar moreno en vez del normal y me ha quedado más oscura que la tuya, pero de sabor está bien, nunca había probado este tipo de naranjas y no sabia como me iba a quedar porque las mermeladas de naranja amarga no me gustan nada. Ya me dirás tu opinión. Un beso muy fuerte.
    P.D: Por cierto, esta tarde toca seguir una de tus recetas de torrijas, yo creo que haré mitad normales y mitad con chocolate, a ver si gustan, que nunca las he probado.

    1. Hola Sarai guapa, es probable que lo que me comentas de la fibra sea por el tipo de naranja y que sea el motivo por el que la piel que recubre los gajos sea algo más dura. Yo ciertamente no los pelo nunca porque no me he encontrado todavía con ese problema. En cualquier caso puedes también probar a hacer la mermelada de naranja con la cascara y sin que amargue mucho, blanqueandola primero en agua durante dos minutos y retirando el agua en tres veces. Despues la cortas en cuadraditos y procedes de la manera habitual a hacer la mermelada.
      Espero que si hiciste las torrijas te gustasen, son un dulce que a nosotros nos encanta y a mi en particular bien bañadas en chocolate jeje
      Te mando un beso enorme y gracias por estar ahí preciosa!

      1. Hola Bea. Muchas gracias por tu respuesta. La siguiente vez que la haga probaré como me dices a ver que tal. Por cierto, te recomiendo, si puedes y te gusta, mermelada de manzana reineta, como es un poco ácida, a mi me ha encantado. Al final hice las torrijas al modo tradicional, estupendas y las tortitas de avena, todo un descubrimiento!!!. La que tengo ganas de hacer es la tarta de queso japonesa, que siento mucha curiosidad. La quesada gallega también la he hecho, pero la parte superior se subió y quedó separada del resto, alomejor por la levadura. Como verá poco a poco me voy haciendo todo el recetario!!!. Un beso muy fuerte.

        1. Hola Sarai, no sabes la ilusión que me hace leerte y leer que te gustan las recetas que publico 🙂 No he hecho nunca mermelada de manzanas pero me encanta esa fruta y la variedad de las Reinetas me encanta, así que la probaré seguro. Supongo que la haces del modo tradicional, fruta, azúcar, zumo de limón y al fuego. Si tienes algún truco o algo que la haga diferente, serán bienvenidos tus consejos 🙂
          Respecto a lo que me comentas de la quesada, creo que te refieres a la costra que se le forma a la tarta en sí, que es más una cuestión de que la parte de arriba se seca más que el interior y al no ser una masa abizcochada, es por eso que tiende a serpararse pero es completamente normal.
          La tarta de queso japonesa, no dejes de probarla Sarai, te va a encantar, es algo que seguro no has probado con anterioridad y con un sabor tan delicado y particular que ya verás como no puedes parar de comerla jeje
          Te mando un beso muy muy fuerte y te agradezco de corazón que me sigas y que estés siempre ahí 🙂 que tengas un precioso día!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.