Publicado el 10 comentarios

Mermelada de moras

Corazón de Caramelo

Si hay algo que me gusta del Otoño es la gran variedad de frutas y vegetales diferentes que nos ofrece. De hecho no me da el tiempo ni para pensar qué cocinaré con cada uno de ellos ya que como sabéis, tengo especial predilección a la hora de consumir y cocinar productos de temporada.
En este caso he hecho una de las cosas que me encanta hacer, mermelada. De esta manera me aseguro de tener todo el año esos productos que solo perduran unos pocos meses en el mercado y que de esta manera y a través del envasado al vacío, que también os enseño cómo hacerlo, te aseguras de poder consumirlos en cualquier época del año.

La mora es una fruta rica en vitamina C y activa el sistema inmunológico, además de poseer una elevada actividad antioxidante. Tienen pocas calorías y son una interesante fuente de fibra, además de poseer un intenso y delicioso sabor. A mi particularmente me encantan. Con un chorrito de zumo de limón y un par de cucharadas de azúcar me resultan irresistibles, pero como os decía, en breve su época de recolección tocará a su fin y qué mejor manera de no echarlas de menos en nigún momento que prepararlas y envasarlas como os cuento yo a continuación.

Corazón de Caramelo

Corazón de Caramelo

INGREDIENTES:

  • 1 kg. de moras
  • 500 gr. de azúcar
  • El zumo de medio limón

ELABORACIÓN:

  1. Ponemos las moras en un bol junto con el azúcar y removemos bien hasta que quede todo bien mezclado. Tapamos el recipiente y tienes dos opciones, dejarlo a temperatura ambiente durante al menos una hora, o meterlo en la nevera durante dos o tres horas. También puedes preparar la fruta por la noche y dejarla hasta la mañana siguiente en la nevera para preparar entonces la mermelada. Yo suelo hacer ésto último.
  2. Verter todo el contenido del bol en un cazo junto con el zumo de limón y poner a fuego medio alto hasta que comience a hervir. Bajar entonces el fuego y dejar cocer durante 30 o 40 minutos removiendo de vez en cuando y desespumando la superficie, sobre todo al principio.
  3. Si tienes termómetro de cocina, introdúcelo en la mermelada y éste deberá marcar 104º C para saber cuándo está lista la mermelada . Pero si no tienes termómetro, basta con que metas un plato pequeño en el congelador cuando comiences con el proceso de la mermelada y después de cocer durante 30 minutos aproximadamente, saques el plato del congelador y eches una cucharadita de mermelada. Después de dos minutos empuja la mermelada un poco con el dedo. Si observas que se forman arrugas es que ya está lista nuestra mermelada pero si no ocurriese esto, la volvemos a poner al fuego cinco minutos más y repetimos la operación.

Corazón de Caramelo

Corazón de Caramelo

ALGUNAS ACLARACIONES:

  • El azúcar es un conservante natural y ese es el origen precisamente de la mermelada, se empezó a cocinar la fruta con azúcar con el fin de tenerla en conserva durante periodos largos de tiempo.La cantidad de azúcar a utilizar a la hora de elaborar mermeladas es muy variable y depende de varios factores como la madurez de la fruta, cuánto de dulce sea ya de por sí y por supuesto si nos gusta la mermelada más  o menos dulce. También es importante saber si vas a hacer la mermelada para consumo inmediato, en cuyo caso no es tan importante la cantidad de azúcar a utilizar o si por el contrario vas a hacer mermelada de larga duración, para lo cual deberás emplear la misma cantidad de azúcar que de fruta, es decir, por cada kilo de fruta utilizaremos 1 kilo de azúcar.
  • Es importante retirar la mermelada en el punto justo, es decir cuando alcance los 104º C. ya que es en ese momento cuando , el ácido y la pectina de la fruta reaccionan con el azúcar haciendo que al enfriarse quede sólida la mezcla.
  • No todas las frutas tienen igual cantidad de pectina y es por eso que se le añade zumo de limón en el momento de poner a hervir la mermelada, ya que el limón o la manzana son de las frutas que más proporción de pectina contienen.

ESTERILIZACIÓN Y ENVASADO DE LA MERMELADA:

Es muy importante que conservemos la mermelada libre de organismos y bacterias y para ello vamos a hacer un proceso de envasado mediante el cual conseguiremos tener nuestra mermelada bien conservada durante más tiempo. Es lo que se llama como esterilización en agua hirviendo o pasteurización.

  • Vamos a comenzar lavando bien con agua y jabón los tarros que vayamos a utilizar para guardar la mermelada cuando ya esté lista.
  • A continuación los vamos a esterilizar metiéndolos en una cacerola con agua hasta que estén completamente cubiertos y sin cerrar, es decir los botes por un lado y las tapas por otro. Pondremos un trapo en el fondo de la cacerola con el fin de que no se rompan los tarros cuando el agua esté hirviendo. Cuando el agua comience a hervir, contaremos 10 minutos y con ayuda de unas pinzas sacaremos los botes y las tapas y los dejaremos escurrir sobre papel de cocina.

Corazón de Caramelo

20140811_065243

  • Ahora vamos a hacer el proceso del vacío que es lo que hará que nos dure mucho más tiempo nuestra mermelada, eso si no nos la comemos antes claro 😉
  • En una cacerola volvemos a colocar un trapo en el fondo y los tarros que hemos esterilizado anteriormente pero esta vez llenos con la mermelada. Los llenaremos hasta arriba. Llenamos la cacerola con agua fría hasta llegar a llenar 2cm. por encima de los tarros. Dejamos que hierva durante 20 minutos contando desde que rompa a hervir. Retiramos del fuego y los dejamos dentro del agua hasta que seamos capaces de meter la mano para sacarlos, aproximadamente 40 ó 45 minutos después. En el proceso de enfriamiento, la mermelada se contrae y es lo que hará que se le haga el vacío en el interior del frasco. Sacamos los tarros del agua y comprobamos si hemos conseguido hacerles el vacío presionando la tapa, si ésta cede es que no lo hemos logrado y si por el contrario la tapa permanece firme es porque has hecho el proceso a la perfección.

Corazón de Caramelo

  • Ahora ya puedes decorar y etiquetar tu mermelada casera como más te guste.
  • A la hora de abrir nuestro bote debes notar cierta resistencia y escuchar el clásico “pop” que no es más que el aire entrando en el bote.

10 comentarios en “Mermelada de moras

  1. Hola Bea! ¿Te puedes creer que nunca he hecho mermelada en casa? Esta de moras podría ser la ideal para empezar, porque me apasionan esas frutitas… Además, tus explicaciones tienen todo lujo de detalles, que se agradece un montón… 🙂
    Un besito!

    1. Hola Eva guapa, no te lo pienses. Parece que cuando no hemos hecho mermelada nos da un poquito de respeto, cuando en realidad es sencillísimo y te aseguras de tener tu fruta favorita siempre en tu despensa. Yo desde que empecé no he parado de hacer mermeladas y siempre pienso en cuál será la siguiente que haga. Anímate en serio que te van a encantar y con las manos que tú tienes serán de auténtico lujo y si no, ya me lo contarás 😉 Un beso enorme!

  2. La mermelada de mora es de nuestras favoritas y hecha en casa tiene que estar de vicio. Sobre todo si queda como la vuestra 🙂
    Por cierto, nos encanta el blog y nos quedamos por aquí!

    Un beso,
    Rebeca, Desirée y Diana

    1. Hola chichas, mil gracias por vuestro precioso comentario, con vuestras bonitas palabras ya me voy contenta a la cama! Con vuestro permiso, ahora me voy yo a vuestra cocina 😉 un beso a las tres! 🙂

  3. Te ha quedado genial esta mermerlada!! Se ve super apetecible!! Dan ganas de comérsela a cucharadas! jejeje
    Besitos guapa!

    1. Gracias chicas, sí para mi una de las mejores!! un besazo a las dos!

  4. Ains, me guardas un tarrito??? Yo no encuentro moras pero ya me han dicho donde voy a ir el año que viene a recogerlas. Mientras tanto….esa tostadita pa mi? 😉
    Besotes super mami

    1. Ahhh pués a mi me encantaría poder cogerlas yo misma ya que lo hacía de pequeñita en Galicia y me vienen recuerdos con mucha nostalgia. Por supuesto que mi cocina estará siempre abierta para ti. Tengo tu bote de mermelada de moras envasado al vacío así que cuando quieras! 😉 Un beso enorme linda!

  5. No sabes cuanto tiempo llevo buscando esta receta! Me encanto! al igual que las demás que hay en tu blog. Solo quiero preguntarte cuanto tiempo puedo conservarla… Gracias por tu ayuda, abrazos desde Colombia!!!

    1. Hola Támara, me alegra mucho que te guste la receta y el blog, lo hago con mucho cariño justamente para compartirlo con vosotras y que lo disfruteis tanto como yo 🙂 Respecto a la duración de la mermelada, en caso de utilizar el método que te indico en la receta de envasado al vacío, la mermelada dura perfectamente un año y una vez abierta, consérvala en la nevera hasta un mes perfectamente. Espero haberte ayudado, un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.